acne rostro copy

¿Qué dice el acné en la cara sobre tu salud?

El acné en la cara repentino habla de tu salud

La medicina tradicional china ha demostrado que la cara es la ventana a las partes más internas del cuerpo, es decir, que lo que aparece en nuestro rostro habla de lo que nos está ocurriendo en nuestro interior, y existen múltiples causas y por qués. El acné en la cara es un gran desvelador.

La idea se basa en que las diferentes áreas en la cara están conectadas a diferentes órganos del cuerpo. Si tienes acné, quizás tu cuerpo está intentando decirte algo y siguiendo estas pautas, puedes localizar los problemas que te están causando los granitos  e incluso evitarlos.

Zona 1: Frente y naríz

Los granitos en la llamada ”zona T” suelen estar relacionados al sistema digestivo. Pueden ser causados por altas cantidades de grasa en tu dieta, la pubertad, mala circulación, estrés, el exceso de café e incluso el alcohol. Esta zona es donde hay más poros, por lo cual es más probable que se bloqueen y causen granos.

Por otro lado, si eres propenso a los granitos en las áreas cercanas al cabello quizás tu champú y/o acondicionador contienen ingredientes y productos químicos irritantes para la piel. Intenta cambiar a un champú y acondicionador natural.

La solución: Reduce el alcohol, la comida grasa y los productos lácteos. Haz un poco de ejercicio y asegúrate de dormir las horas necesarias para aportar el descanso suficiente a tu hígado. Examina tu presión sanguínea y tus niveles de Vitamina B.

(+) Aplica aceite de árbol del té en tus granitos. Tiene propiedades anti-bacterianas que trabajan para destruir el acné sin eliminar los aceites naturales de la piel.

Zona 2: Las mejillas

Las rupturas en las mejillas están relacionadas con el sistema respiratorio; fumar o respirar aire contaminado pueden causar brotes en esta área, que a menudo pueden agravarse por causas que probablemente ni sabemos. Algunos ejemplos serían tocarse la cara con las manos, el uso del teléfono móvil o la almohada.  

Las mejillas son a menudo donde encontramos más acné en la cara. Esto se debe a que el móvil es nuestro principal portador de bacterias ya que lo llevamos con nosotros a todas partes y luego lo ponemos sobre nuestro rostro. Otra causa muy común del acné en las mejillas es la funda de la almohada, debido a que dormimos sobre ellas diariamente y por la noche la piel desprende toxinas que se van acumulando allí periódicamente, y que se impregnan en nuestro durante las noches formando granitos.

La solución: Evitar el tabaco, lavarse más las manos, dar paseos al aire libre para oxigenar el rostro, limpiar el teléfono celular con toallitas húmedas y cambiar la funda de la almohada por lo menos una vez a la semana.

Zona 3: El mentón

Los granitos en la barbilla suelen estar relacionados a las hormonas y al ciclo menstrual de la mujer. Los ovarios poliquísticos, los ciclos menstruales de más de 28 días y los trastornos hormonales conllevan, en casi todos los casos, a la aparición de granos, grasa, espinillas e impurezas. Ésta área puede indicar problemas estomacales o incluso la repercusión de ingerir una alta cantidad de ázucar procesada o comida chatarra.

La solución: Los cambios hormonales son inevitables, pero el hacer ejercicio y alimentarse de manera saludable son la ayuda más eficaz. Limpia el cutis mañana y noche pero sin resecar la piel, bebe suficiente agua y come más fibra.

(+) Prueba además exfoliar tu piel: la ayudarás en su proceso de limpieza.

Zona 4: El cuello

Los granos en el cuello pueden significar que tu cuerpo está peleando con una bacteria o evitando alguna enfermedad. Si te has sentido mal lo mejor será visites a un médico para que te haga exámenes y pueda verificar qué tienes. Si por el contrario todo está normal, trata de descansar más y relájate.

La solución: Dormir 8 horas por las noches, hacer descansos durante el día y lavar el cuello con nuestro tratamiento de limpieza habitual para evitar la acumulación de bacterias.

Una de las claves básicas para mantener un rostro impecable es tomar abundante agua. Lo ideal es tomar 8 vasos de agua al día, que equivalen a 2 litros de agua diarios.

Además de estos consejos, siempre deberías tener en tu baño alguna crema o tratamiento específicos para el acné en la cara. Contienen principios como el Ácido Glicólico o Ácido Salicílico que ayudan a la piel a depurarse.

¿Sabías que el cuerpo también delata lo que nos pasa?

Formada en Comunicación con una especialización en Diseño Publicitario. Escribo para redes sociales y anuncios. Redactora de Lifestyle y Belleza para Pharmahero.