blogBayer-Dia-Mundial-Donante-Sangre

Alcalosis metabólica: alteraciones del equilibrio

¿Qué importancia tiene el pH para tu salud?

Seguro que alguna vez has escuchado la frase “el cuerpo humano es una máquina perfecta“. Lo cierto es que está diseñado para que así sea, para que todo esté a punto en cada momento. Para que este funcionamiento sea perfecto, está continuamente trabajando para mantener muchos “valores constantes”: la temperatura corporal, el nivel de glucosa en sangre…

Entre los diferentes parámetros en los que el cuerpo se esfuerza para mantener encontramos el nivel de pH en la sangre. Es un valor que se utiliza para medir la acidez y la alcalinidad de la sangre. La escala de valor con la que se mide el pH es de 0 a 14. El valor 7 se considera el nivel de pH neutro, por bajo de 7 aparece lo que se llama acidosis y por encima de 7 la alcalosis. Lo saludable del pH de tu sangre está entre los valores  7’35 y el 7’45.

ph

Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que hay otros valores de pH en tu cuerpo y que los valores saludables varían. El valor recomendable del pH de la orina, por ejemplo, se sitúa en 8, en los jugos gástricos es del 1’5, en el flujo vaginal es de 4’5, el del sudor de 5’5, etc.

La alcalosis metabólica y la respiratoria

Hay dos tipos de alcalosis (pH de la sangre >7):

  • Alcalosis respiratoria: ocasionada por la hiperventilación alveolar, entre otras causas.
  • Alcalosis metabólica: ocasionada por algún desorden metabólico (mal funcionamiento de los riñones, mutaciones en alguna enzima, etc.). Viene a ser todas las demás situaciones que no tienen nada que ver con la alcalosis respiratoria.

Cuerpo con pH alcalino o ácido: ¿qué es más saludable?

hombre-con-dos-objetos-en-sus-manos-que-miran-como-una-balanza-equilibrada-humana_318-46841

Los principales síntomas de la alcalosis metabolica o respiratoria (pH >7) son: temblor de manos, mareos, náuseas, vómitos, confusión, espasmos musculares, sensación de hormigueo en pies y manos, etc. En el caso de la acidosis, los síntomas más comunes son: confusión, fatiga, dificultad respiratoria, dolores de cabeza, problemas digestivos, etc.

Por todo esto, lo más recomendable es tener un nivel equilibrado del pH en la sangre, ya que aparecerán síntomas tanto si sufres acidosis como alcalosis. No obstante, el nivel óptimo (7’35- 7’45) del pH se sitúa por encima del valor del pH neutro (7). Esto significa que tu cuerpo, de forma natual, tiene un nivel de pH ligeramente alcalino.

Alimentos para un cuerpo alcalino

Si tienes un nivel de pH más bajo del que necesitan tus células, la sangre quitará los nutrientes que necesita de tus órganos vitales para compensar el desequilibrio. Esto se traduce en una sensación de cansancio, dolores de cabeza, demineralización de las uñas, etc. En definitiva, si tienes un nivel de acidez elevado, tienes más posibilidades de caer enfermo, ya que las células de tu cuerpo y tu organismo no estarán preparadas para combatir los virus y las bacterias causantes de enfermedades.

Tu dieta es, junto con el ejercicio físico, uno de los pilares más importantes para mantener el estado alcalino natural de tu cuerpo y evitar las nefastas consecuencias de la acidez. Los expertos recomiendan consumir más alimentos alcalinizantes que acidificantes para conseguir un equilibrio en tu organismo.

 Alimentos ÁCIDOS  Alimentos ALCALINOS
  • café
  • alcohol
  • bebidas con gas
  • azucar refinado
  • harina blanca
  • zumos envasados
  • mermelada
  • leche
  • arroz
  • carne roja
  • frutas (en general)        ETC
  • patata
  • lechuga
  • pepino
  • espinacas
  • algas
  • agucate
  • ajo
  • té verde
  • almendras crudas
  • jengibre
  • coles de bruselas              ETC

Finalmente, te recomendamos una dieta basada en alimentos alcalinizantes y una rutina de ejercicio físico adecuada a tu edad y a tu organismo. No caigas en el error de pensar que tener un nivel de pH por encima del valor óptimo alcalino es bueno para tu salud, ¡es tan malo estar por encima del valor óptimo del pH alcalino como por debajo de éste!

Redactora de contenidos de PharmaHero. Amante de las lenguas y apasionada de la comunicación estratégica.