yoga

Los beneficios del yoga en la piel

En muchas ocasiones nos obstinamos en cuidar la estética de nuestra piel desde el exterior con cremas y maquillaje sin ser conscientes de que la solución puede ser mucho más sencilla y duradera si tratamos el problema desde el interior. Cuando nuestra dermis no tiene buen aspecto debemos tomarlo como una alerta de que algo en nuestro organismo no va bien y que, por lo tanto, hay que cambiar algún elemento de nuestra rutina. Descubramos los beneficios del yoga:

¿Qué dice el acné en la cara sobre tu salud?

¿Qué dice el acné en el cuerpo sobre tu salud?

Según la Unidad de Psicodermatología del Hospital del Mar, que estudia la relación entre la piel y la mente, “la tercera parte de los pacientes que llegan a la consulta por un problema cutáneo tienen un cariz psicodermatologico”. ¿Esto qué quiere decir? Que gran parte de las irregularidades que muestra nuestra piel están ocasionadas por una alteración psicológica o emocional, como por ejemplo la ansiedad o el estrés.

Cuando estos desórdenes emocionales aparecen, el resultado suele ser la inflamación de la piel o un exceso de sudoración que se traduce en un gran abanico de dolencias tan antiestéticas como molestas: alopecia, urticaria, psoriasis, dermatitis atópica, dermatitis seborreica, rosácea, acné… Además, la piel deja de seguir su curso biológico y pierde su función barrera frente a las bacterias e ¡incluso! impide que se curen las heridas adecuadamente.

yoga2

Aunque no lo parezca, la solución es sencilla ya que, en el caso de que los niveles de estrés y ansiedad no sean extremadamente graves, incorporando a la rutina terapias de relajación como el yoga, podemos mejorar considerablemente la salud de nuestra mente y de nuestra piel (y, de paso, su aspecto).

Cuando practicas yoga, la liberación de estrés, tensión y ansiedad lleva a un aumento del flujo sanguíneo y de la producción natural de colágeno. Además, se eliminan las toxinas del organismo y éste recibe un extra de oxigenación. ¿El resultado? Una piel de aspecto más juvenil, luminosa, sana y elástica y ¡por supuesto! una mayor sensación de bienestar.

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y cualquier alteración interna se verá reflejada inevitablemente en sus capas externas. Para evitar o tratar problemas dermatológicos es aconsejable utilizar los productos adecuados para su cuidado y combinarlo con tratamientos, como el yoga, que actúen desde la raíz. Si tienes dudas sobre el origen de tu problema dermatológico, te recomendamos que acudas a un especialista para que te hagan un diagnóstico preciso de la dermis y que puedas, a partir de ahí, cuidar tu piel tanto por dentro como por fuera.

Redactora de lifestyle y salud para PharmaHero. También escribo habitualmente sobre cultura, lifestyle y cine para Noir Mag, Código Nuevo y La Tribu de Frida.