x

Conociendo Bucomax con Lidocaina

El dolor de garganta es algo muy común y frecuente en la mayoría de la población, independientemente de la edad. Es una dolencia que suele aparecen en las épocas de cambio de estación, ya que los cambios de temperatura que aparecen. Los aires acondicionados y el contraste de temperatura entre los sitios cerrados con calefacción y el exterior… son las condiciones perfectas para que aparezca el dolor de garganta.

Hoy te presentamos un medicamento que te ayudará a superar todos los síntomas del dolor de garganta tan desagradables. ¡Para que puedas disfrutar de todas las estaciones del año sin sufrir dolor de garganta!

Bucomax con Lidocaina

Bucomax con Lidocaina sirve para tratar los síntomas de las infecciones de boca y de gargante. Te ayudará a que desaparezca el dolor y la fiebre que suelen asociarse a esta dolencia tan común. Pueden tomarlo adultos y niños mayores de 12 años. Está disponible en diferentes sabores, para que puedas escoger el que más te guste: sabor menta, sabor miel y limón y sabor naranja. Sus principios activos son: amilmetacresol, diclorobencílico alcohol y lidocaina hidrocloruro.

El tratamiento puede durar algunos días, pero si a partir del segundo día no has notado una mejora, te recomendamos consultarle a tu médico, ya que él podrá decirte si hay algo que no está funcionando correctamente o si debes de optar por otro tratamiento con otras características que te permitan acabar con el dolor de garganta. Además, no es recomendable para tu salud que realices este tratamiento durante más de 5 días, ya que el equilibrio microbiano de tu garganta podría verse alterado y esto no es nada recomendable para tu salud.

Respecto a la posología, los adultos y adolescentes mayores de 12 años deberán de chupar una pastilla cada 2 ó 3 horas. En ningún caso se recomienda consumir más de 8 pastillas en 24 horas.

¡Recuerda!

Antes de consumir cualquier medicamento es recomendable que leas el prospecto médico detenidamente. Para que el medicamento sea efectivo, debes de seguir las instrucciones al pie de la letra a no ser que tu médico te haya recomendado cambiar algún aspecto de la posología o de la duración del tratamiento. Comprueba que no eres hipersensible a ninguno de los componentes del medicamento que vas a consumir. De lo contrario podrían manifestarse en tu cuerpo afectos adversos o reacciones alérgicas que no son buenas para tu organismo.

CMO de PharmaHero. Formada en Marketing Farmacéutico, coordino el equipo de redacción. Interesada y entregada a la salud y el deporte.