x

Candidiasis vaginal: Todo lo que necesitas saber

Las infecciones son afectaciones comunes en nuestra vida. A menudo se pueden combatir de manera fácil con tratamientos médicos, dietas equilibradas e higiene diaria y minuciosa. No obstante eso, es casi seguro que en casos de infección aparecerán molestias y dolores.

Cada tipo de infección afectará de forma distinta según la persona contaminada, el tipo de virus y la zona sobre la que actúe. De hecho, las infecciones pueden estar causadas por bacterias, virus, hongos o protoctistas. Según esto, hay algunas que afectan toda la población como son las gripes, los herpes o la varicela. En otros casos se contagian mediante las relaciones sexuales, como la sífilis o la gonorrea. Y del mismo modo, algunas infecciones aparecen como alteraciones del cuerpo humano.

Hay que tener en cuenta la complejidad de nuestro organismo. Si bien la población de riesgo es más vulnerable, tampoco se puede ignorar la fragilidad de algunos sistemas. En este sentido, el sistema reproductor es muy propenso a sufrir infecciones. En el caso de las mujeres, las infecciones vaginales por hongos son unas de las más frecuentes. De entre ellas destaca la candidiasis vaginal.

Candidiasis vaginal

El cuerpo humano está repleto de microorganismos que lo habitan sin causar ningún problema. Ahora bien, si se desequilibran es cuando aparecen las infecciones. El hongo Candida, se puede encontrar en la vagina, la boca, la piel y el tubo digestivo, o sea en las mucosas digestivas, orales y vaginales. Así, cundo la Candida aumenta su presencia en la vagina aparece la conocida candidiasis vaginal.

Las infecciones por culpa de este hongo se pueden deber a distintos motivos. Principalmente aparecen en mujeres que están embarazadas, que sufren obesidad o que toman antibióticos que desequilibran los organismos de la vagina. Otro factor es tener diabetes, que favorece la aparición de hongos en cualquier forma a causa de la debilidad del sistema inmune.

También puede aparecer en mujeres sanas, aunque en un principio no existan signos visibles o dolores. En este caso, se cree que las duchas o baños y el uso de productos higiénicos pueden favorecer su aparición. Del mismo modo, las dietas ricas en carbohidratos también influyen. Otros factores a tener en cuenta, debido a que alteran las hormonas, son los tratamientos de la infertilidad y la terapia de reemplazo hormonal. Finalmente hay que tener en cuenta que usar ropa húmeda durante períodos largos puede afectar de forma negativa.

Síntomas de Candidiasis Vaginal

Los síntomas que aparecen en caso de candidiasis son picores y enrojecimientos, y en el caso de la candidiasis vaginal dolores e irritaciones. Pero de forma visible puede notarse si el flujo vaginal presenta irregularidades, ya sea en modo de flujo ligero o de secreciones densas y abundantes que pueden llegar a parecer grumos. De forma parecida, aparecen pequeñas manchas de color blanco.

Todas estas manifestaciones pueden aparecer en la piel de la zona externa de la vagina o interiormente, ya sea en las relaciones sexuales o en la micción.

Tratamientos

Según la persona afectada y el grado de infección se recomendaran distintos tratamientos, ya sean tópicos o sistémicos. En general, al tratarse de una infección por virus, se recomienda el uso de medicamentos antimicóticos ya sean vía oral, cremas, supositorios vaginales o ungüentos.

Cómo prevenir la candidiasis vaginal

El mejor remedio contra la candidiasis vaginal es la prevención. Hay que evitar el uso de productos perfumados o agresivos ya que pueden eliminar las bacterias protectoras de la vagina. Por este motivo, una ducha vaginal puede ser nociva. La ropa de cotón amplia, ya sea interior o no, evitará la humedad y el calor en los genitales. Del mismo modo, cambiar la ropa húmeda rápidamente, sobre todo trajes de baño o ropa de deporte. Finalmente, la higiene es fundamental: cambiar con frecuencia los productos para la menstruación y limpiarse de manera correcta después de ir al baño serán factores clave de prevención.

Además, es fundamental tratar la candidiasis vaginal hasta su completa eliminación. En caso contrario es muy probable que vuelva a aparecer, y si se sufre con frecuencia puede convertirse en vulvovaginitis candidiásica recurrente, con lo cual se necesitará un tratamiento de larga durada.

Por otra parte, la candidiasis vaginal no se considera una enfermedad de transmisión sexual ya que no es indispensable mantener relaciones sexuales para contraer la infección. No obstante eso, puede transmitirse mediante el sexo. En el caso de los hombres pueden sufrir picores o erupciones en el pene, con posibilidad de agravarse si son diabéticos o no se han circuncidado. En el caso de las mujeres es indispensable someterse a inspección médica.

Finalmente, es muy importante diagnosticar con certeza que se trata de una candidiasis vaginal y no de otras afectaciones parecidas, como una vaginosis bacteriana o una enfermedad de transmisión sexual. La afectividad del tratamiento dependerá de esto. Y en caso de duda no dudes consultar un médico.