Close up Thoughtful Handsome Schoolboy Sitting on the Toilet and Looking Up While Leaning his Face on his Hand.

¿Cómo combatir el estreñimiento infantil?

La causa principal del estreñimiento infantil se relaciona con los cambios de dieta que sufren los más pequeños. Estos  cambios de dieta suelen ocurrir cuando dejan de beber leche materna y pasan a tomar leche maternizada. También les afecta el pasar de la leche a los alimentos sólidos. Esto explica que el estreñimiento sea un problema común entre los bebés y los niños.

¿Cómo combatir el estreñimiento infantil?

Puedes hacer que tu hijo tome alimentos que le ayuden a acabar con el estreñimiento y complementar esta dieta con laxantes o supositorios de glicerina o Glycilax. Los laxantes están disponibles para vía oral o rectal y aumentan los movimientos intestinales y esto hará que tu hijo pueda evacuar más fácilmente y antes. Por otro lado, los supositorios de glicerina ablandan las heces. Los supositorios se administran por la vía rectal y hace que sean más fáciles de administrar. Muchos padres prefieren los supositorios por eso, ya que tendrán menos dificultades para administrarlo a los bebés o niños que no puedan o no sepan ingerir pastillas.

En el caso de Glycilax, está disponible para adultos y niños mayores de 12 años y mayores de dos años. En el caso de los adultos y niños mayores de 12 años se recomienda una dosis diaria de entre 2’9 g y 3’5 g. Los niños de entre 2 y 12 años 1’5 g y 1’8 g al día y los más pequeños, menores de 2 años de edad, entre 600 y 1250 mg al día durante una semana.

Otro medicamento que puede ser útil para combatir el estreñimiento ocasional en los niños mayores de dos años es Verolax niños solución rectal. El principio activo de este medicamento también es el glicerol, lo que sirve para traer el agua hacia las heces y que así sea más fácil evacuar.

Es importante que sepas que, en el caso de que se observe sangre en las heces del niño, aparezca irritación rectal o dolor, deberás de interrumpir el tratamiento y consultarle a tu médico. Si no observas una mejora mientras consumes el medicamento, también deberás parar el tratamiento. Si encuentras resistencia para aplicarlo, debes de para y consultarle también a tu médico, ya que la aplicación con resistencia podría ser perjudicial.

Este tratamiento no suele durar más de una semana y, si supera este período, será por recomendación del médico y bajo su supervisión.

¡Importante!

No utilices de forma habitual los laxantes y los supositorios. El cuerpo de tu hijo acabaría acostumbrándose a necesitar estos medicamentos para poder ir al lavabo y depender de estos para evitar el estreñimiento. ¡La clave está en controlar la dieta!

Antes de consumir cualquier medicamento, debes de comprobar que no eres hipersensible a ninguno de sus componentes o principios activos. De lo contrario, podrían manifestarse en tu cuerpo reacciones alérgicas hacia el medicamento y así, empeorar tu salud. Aunque sientas que pierdes el tiempo leyendo el prospecto, desde Pharmahero te recomendamos hacerlo siempre, ya que le estarás ahorrando a tu cuerpo posibles reacciones alérgicas que, dependiendo de la gravedad, pueden ser muy nocivas para la salud de tu organismo.

Para realizar un buen uso de este medicamento, puedes consultar el prospecto en el siguiente enlace para lactantes o para niños. Para comprarlos al mejor precio, puedes utilizar PharmaHero.

CMO de PharmaHero. Formada en Marketing Farmacéutico, coordino el equipo de redacción. Interesada y entregada a la salud y el deporte.