usos

Cristalmina, un multiusos del botiquín

Cristalmina es un medicamento que, gracias a las propiedades antisépticas y fungicidas de su principio activo, la Clorhexidina, es muy útil en el tratamiento de heridas superficiales, quemaduras leves, rozaduras, grietas, aftas bucales, espinillas, acné y llagas ya que ayuda a eliminar o inhibir el crecimiento bacteriano sobre el tejido; es decir, previene las infecciones que pueden surgir en heridas abiertas o recientes. Ya sea en su presentación en solución oral (gel) o en pulverizador (spray), esta debería estar presente en tu botiquín por sus diferentes usos. 

Leer más: “Cómo curar una herida adecuadamente”

¿Sabes para que más es útil la  Cristalmina?

Curar piercings de zonas no mucosas

piercingEn lugar de usar agua oxigenada y alcohol (que quedan totalmente desaconsejados para curar las heridas de perforaciones en la piel), te recomendamos que uses Cristalmina Spray para curar este tipo de heridas, ya que te ayudará a prevenir infecciones y a regenerar la piel con más facilidad y sin necesidad de tocar la herida. Ten especial cuidado con los piercings de ombligo (¡que son tan delicados como los genitales!) y de ceja (por su proximidad al ojo); es muy importante que ayudes a su correcta cicatrización con antisépticos como Cristalmina ya que una infección leve puede ocasionar una complicación grave.

Para curar los piercings genitales o bucales, te recomendamos que consultes con un especialista ya que se trata de zonas más delicadas y propensas a infección. Sobra decir que siempre que te decidas a realizarte un piercing debes acudir a un especialista cualificado ya que disponen de material 100% esterilizado, una técnica profesional y, además, podrán ayudarte en el seguimiento de la cicatrización para que acabes con un bonito piercing y sin dolores de más.

Curar la herida que deja la caída del cordón umbilical.

recien nacidoEl cordón umbilical es el nexo vital entre el bebé, la placenta y la madre. Ese será su medio de nutrición hasta que nazca. Tras el parto, el cordón se corta aunque, si es posible, nunca se hará antes de 3 minutos. En ese momento queda sobre el ombligo del bebé el residuo de este cordón y es importante saber cómo limpiarlo adecuadamente. Aquí es donde fármacos como Cristalmina juegan un papel esencial que facilitará muchísimo el proceso.

Para limpiar el ombligo del bebé adecuadamente cuando todavía queden restos de cordón umbilical te recomendamos, en primer lugar, que te limpies las manos para evitar traspasar las bacterias de tus manos a su ombligo. A continuación, limpia suavemente la herida con una gasa esterilizada sin algodón. Por último, para evitar la presencia de bacterias y gérmenes, añade Cristalmina. De este modo, evitarás que la zona se infecte. Como dato orientativo ten en cuenta que el cordón umbilical cae entre la primera y la segunda semana de vida del bebé. A partir de entonces, tardará unos 4 o 5 días en curarse completamente.

Curar granos. Evitar las marcas del acné.

unterschiedliche hauttypenEn algunas ocasiones, sobre todo tras limpiezas o exfoliaciones faciales, las espinillas pueden convertirse en pequeñas heridas muy molestas que, incluso, pueden  llegar a infectarse, creando marcas o cicatrices difíciles de eliminar en el rostro. Para evitar estas marcas antiestéticas, puedes aplicar Cristalmina sobre la zona afectada (la piel debe estar limpia y seca) después del tratamiento. En estos casos te recomendamos específicamente Cristalmina Spray, que te permitirá una aplicación sencilla y cómoda en cualquier lado.

A continuación, te dejamos los prospectos de Cristalmina por si quisieras información más concreta sobre su composición, sus efectos secundarios y sus aplicaciones:

 

Redactora de lifestyle y salud para PharmaHero. También escribo habitualmente sobre cultura, lifestyle y cine para Noir Mag, Código Nuevo y La Tribu de Frida.