x

Ventajas y desventajas del equilibrio en los horarios

¿Alguna vez has pensado que tu vida es aburrida porque siempre haces lo mismo? Debes tener en cuenta que tener un equilibrio en los horarios, también conocido como rutina, puede ser algo bueno. Aunque toda cosa positiva, tiene su lado negativo.

¿Cómo se vuelve negativo el equilibrio?

Asentar una rutina, nos ayuda a tener una vida organizada. No solo tenemos que mantener una vida laboral al margen, sino que la personal tiene que adaptarse a esta. Si podemos llegar temprano a la reunión de las 8h, no será difícil estar en la comida familiar de las 15h.

Pero, ¿qué pasa cuando esta rutina no nos deja hacer otras cosas? El día lo comienzas haciendo ejercicio a las 7h, después te diriges al trabajo. Hasta ahí, todo va bien; pero entre el ejercicio y el trayecto al trabajo, decides agregar más actividades. Esto, conlleva al descontrol, por lo que ni se realiza bien la primera cosa y las otras experimentan mermas.

Todo cambio de vida, como lo es el equilibrio en los horarios, tiene que empezar a pasos pequeños. Los pasos de gigante vienen hasta mucho después.

Los inicios de un equilibrio positivo

Romper un ciclo vicioso, significa darle vuelta a la página. Quizá por salud o solo por el hecho de llevar una vida plena, necesitamos enfocarnos en rutinas positivas.

Puede sonar obvio o innecesario, pero el primer paso para establecer una rutina debe ser el establecer recordatorios. Puede ser un aviso en el móvil, una pegatina en la nevera, pero nos debe servir para iniciar con el pie derecho. Algo tan sencillo como “no olvides beber un vaso de agua al despertar”, o “el despertador sonará a las 6:30h” serán de gran ayuda.

Cuando se empieza con cosas pequeñas, estas se dominan al poco tiempo. Para no perder el control de la rutina, se va a lo grande cuando estamos en terreno seguro.

Despertar a las 6:30h nos permite ir al gimnasio y llegar a la hora en punto al trabajo. Lo único que no hace perfecta esta rutina, es que el desayuno post-entrenamiento no nos es suficiente para estar satisfechos hasta la hora de la comida. El siguiente paso para lograr un equilibrio perfecto de nuestros horarios, implica dormir más temprano para poder despertar antes. Así no se verá afectada la visita al gimnasio, la entrada al trabajo y la espera por la hora de la comida.

Leer a continuación “La importancia del desayuno”
Comunicadora y periodista especializada en moda y belleza. Escribo sobre lo que más me gusta e interesa: moda, estilo de vida y cultura pop.