cancer

La Dieta Anti-cancer: Comer bien para vivir bien

La comida y el desarrollo de cáncer

El actual debate sobre los alimentos cancerígenos sigue invadiendo las noticias. Todos sabemos que el factor más importante para cuidar de nuestra salud es la alimentación, y para nuestra sorpresa, una gran cantidad de estudios e investigaciones han ido demostrando la incidencia que tienen algunos alimentos que consumimos habitualmente, en el desarrollo de cáncer.

Se ha demostrado que el tipo de cáncer está directamente relacionado con el país o zona donde se resida. Por ejemplo, en Asia, los cánceres que afectan a Occidente, como el cáncer de mama, de colon o de próstata son 7-60 veces menos común. ¿Y esto por qué? Principalmente, porque su estilo de vida no es igual al de nosotros, especialmente en cuanto a alimentación.

Se estima que alrededor del 34% de los cánceres se originan en los hábitos y el estilo de vida, incluyendo la dieta. Y si bien es cierto que no existe cura universal para esta enfermedad, no podemos dejar de mencionar la existencia de alimentos funcionales, que contienen compuestos que se traducen en beneficios para nuestra salud y pueden prevenir y alterar la evolución de esta enfermedad.

La carne y el cáncer

Uno de los alimentos que ha tenido más repercusión en el desarrollo de este tema, ha sido la inclusión de las carnes procesadas en el grupo de sustancias más peligrosas para consumir, junto al tabaco o el amianto. Y es que la carne roja, contiene grasa poco saludable para el organismo y se recomienda limitar su consumo a 20 gramos al día (lo que equivale a una sola loncha de beicon).

Ahora, para entrar en materia, hablemos de los pequeños cambios que podemos empezar a implementar en nuestra rutina alimentaria. Lo primero que debemos tener en cuenta, es eliminar todo lo refinado y lo azucarado, ya que los niveles altos de azúcar se relacionan con niveles más altos de cáncer. Debemos volver a la época de nuestros antepasados, y recuperar la dieta mediterránea tradicional: la alimentación hecha en casa y el consumo de alimentos frescos y de temporada.

En una dieta anti-cáncer, debemos dar prioridad a los vegetales, las frutas, los frutos secos, las semillas, las hierbas aromáticas, las especias, las legumbres, los cereales integrales, el aceite de oliva extra virgen y, en menor medida, el huevo y el pescado. Todos estos alimentos, contienen súper poderes que además de ser anti-cancerígenos, nos permiten mantenernos saludables. Recuerda…¡comer bien es vivir bien!

Y si crees que dentro de este estilo de vida tienes que dejar a un lado los dulces, te dejamos un ejemplo de una tarta de manzana y pera super- anti-cancerígena muy fácil de preparar (¡y muy muy rica!).

Tarta de manzana y pera:

proveedores-tarta-de-manzana-gourmet_crs2

Ingredientes:

  • 3 huevos ecológicos.
  • 75 ml de sirope de agave o miel / o 150 g de azúcar de coco.
  • 50 ml de aceite de oliva extra virgen.
  • 100g de harina integral de espelta o centeno.
  • 2 manzanas golden.
  • 2 peras.
  • Canela molida.
  • Una pizca de sal marina sin refinar.

Preparación:

  1. Pre-calienta el horno a 180º.
  2. Corta las manzanas y las peras en láminas finas y reserva.
  3. Con unas varillas, mezclar en un cuenco grande los huevos y el agave hasta obtener una consistencia cremosa.
  4. Añadir al cuenco la harina, el aceite y la sal. Mezclar bien.
  5. En un molde plano coloca las manzanas cubriendo toda la base del molde elegido. Volcar en este la mitad de la mezcla.
  6. Colocar las peras y verter por encima el resto de la mezcla. En la última capa coloca unas láminas de manzana o pera para decorar.
  7. Espolvorear un poco de canela.
  8. Hornear durante media hora. Dejar templar.
Formada en Comunicación con una especialización en Diseño Publicitario. Escribo para redes sociales y anuncios. Redactora de Lifestyle y Belleza para Pharmahero.