x

Dormir de un lado u otro puede afectar a órganos del cuerpo

Dormir bien es sinónimo de salud. Como ya sabrás, diariamente hay que planificar el descanso, ya sea durante el día o antes de ir a la cama. Y es que si se consigue una rutina de sueño correcta tanto la mente como el cuerpo lo agradecerán. Del mismo modo, dormir con una postura incorrecta puede afectar seriamente: ronquidos, dolores musculares… Lo que no es tan conocido es que dormir de un lado u otro puede afectar a órganos del cuerpo.

Posturas al dormir

Se conoce como decúbito la posición horizontal que adquieren las personas o los animales cuando se tumban.  Así, cuando la persona se estira sobre el dorso se habla de decúbito supino, y del revés, o sea boca abajo, de decúbito prono. Del mismo modo existe el decúbito lateral, tanto derecho como izquierdo.

La postura no es una preocupación de la medicina actual. De hecho, culturas milenarias como la china o la hindú han mostrado la importancia de mantener una buena postura tanto de día como de noche, un hecho que repercute física y mentalmente. Así, se dice que los chinos tienen un proverbio que afirma que hay que “acostarse como un arco”, y también “estar de pie como un pino, sentarse como una campana y caminar como el viento”. Así, acostarse como un arco seria lo que usualmente se llama posición fetal, que no es nada más que estar tumbado lateralmente y con las extremidades ligeramente flexionadas, posición que permite relajar los músculos y la tensión vertebral.

Del mismo modo, se ha comprobado que dormir sobre el estómago afecta negativamente a la columna vertebral, a las cervicales y a la respiración. En cambio, la posición contraria puede ser perjudicial para la espalda si el cuello no está completamente alienado con el cuerpo, hecho que puede suceder si se utiliza una almohada no adecuada. Por este motivo la mejor posición es la lateral.

x

Dormir sobre el lado izquierdo

Si hay que dormir de lado, que sea sobre el izquierdo. Numerosos estudios demuestran los beneficios de adoptar esta posición.

Corazón. En general se cree que el corazón se encuentra al lado izquierdo del cuerpo, aunque la realidad es que solamente lo está parcialmente. Esto quiere decir que no se sitúa en un extremo sino más bien en el centro.  No obstante eso, dormir sobre el lado izquierdo favorecerá el buen funcionamiento del sistema cardíaco ya que en su mayor parte se encuentra en este lado. Además, la arteria aorta también se desplaza hacia este lado.

Aparato digestivo. Tanto el estómago como el páncreas se encuentran en la parte izquierda del cuerpo. Ambos órganos son fundamentales para el aparato digestivo y la vida humana, pero pueden causar diversos problemas si se hacen excesos en comidas o si se sufre algún tipo de trastorno. Por este motivo, dormir sobre el lado izquierdo mejorará la digestión ya que los jugos gástricos se procesarán de forma natural y pausada. Dormir de este lado evitará los dolores de tripa, simplemente. Del mismo modo, tampoco hay que olvidar que el intestino grueso acaba en el lado izquierdo, así que dormir en la posición lateral izquierda mejorará la eliminación de residuos.

Drenaje linfático. La linfa es fundamental en el cuerpo. Sus principales funciones son defender el cuerpo de organismos nocivos, transmitir a las venas los nutrientes del aparato digestivo y recoger y devolver a la sangre el líquido intersticial. Estas acciones son posibles gracias al sistema linfático, que se encuentra en la parte izquierda del cuerpo. Dormir hacia ese lado mejorará el drenaje y el transporte de dichos nutrientes. En el mismo sentido, el bazo recibirá los fluidos linfáticos y sanguíneos de forma relajada si el cuerpo está sobre el lado izquierdo.

Embarazo. Algunos estudios apoyan la teoría que en caso de embarazo es mejor dormir de lado izquierdo. Esto se debe a que al dormir sobre el lado derecho se presiona la vena cava, impidiendo la libre circulación de la sangre, sobre todo la que llega al bebé en forma de nutrientes y oxígeno.

Recuerda que dormir de un lado u otro puede afectar a órganos del cuerpo. Así que mejora tu postura, ¡tu cuerpo te lo agradecerá!