dormidina2

¿Es la Dormidina adictiva?

En primer lugar, antes de entrar en detalle, debemos tener en cuenta que todos los tipos de Dormidina están indicados para casos leves y ocasionales de insomnio. Es decir, resulta idóneo si estamos nerviosos y no logramos conciliar el sueño porque debemos enfrentarnos a un examen importante, a un acontecimiento que nos ocasiona estrés o, incluso, si sufrimos de jetlag. En ningún momento debería usarse en aquellos pacientes que sufren de insomnio severo ya que éste es un problema más profundo que debe tratar un profesional de la salud. En este post hablaremos de si es o no la Dormidina adictiva.

Existen dos tipos de Dormidina:

  • Dormidina Doxilamina es un medicamento sin receta basado en el principio activo doxilamina, que pertenece a un grupo de medicamentos llamados antihistamínicos, que tienen propiedades sedantes, favoreciendo la conciliación del sueño. Es muy recomendable tomar Dormidina media hora antes de ir a dormir teniendo muy presente que sus efectos duran 8 horas. Además, debes calcular bien la hora de la toma para despertarte descansado. El uso de Dormidina Doxilamina está aconsejado para mayores de 18 años. Tienes dos formatos: el más intenso (de 25mg) y el más ligero (de 12,5mg) Antes de empezar a tomar Dormidina Doxilamina te recomendamos que consultes siempre Dormidina Prospecto.

  • Dormidina Valeriana es también un medicamento que puedes adquirir en cualquier farmacia sin receta. Combina dos ingredientes activos de origen totalmente vegetal con efecto sedante que te ayudarán a relajar el sistema nervioso: la valeriana y el lúpulo. Es muy útil para tratar episodios ocasionales de estrés o nerviosismo que dificultan el dormir. La Dormidina Valeriana, a diferencia de la Dormidina Doxilamina, sí puede usarse en niños mayores de 12 años que se encuentran más nerviosos de lo normal y tienen dificultades para dormir. Si tienes dudas, consulta siempre el prospecto Dormidina.

Dormidina Efectos Secundarios

En ambos casos, el efecto de los componentes es tan suave que podemos afirmar categóricamente que NO hay riesgo de que se cree adicción o dependencia alguna. Como mucho, y tras un largo periodo de tratamiento, podrías experimentar una resistencia hacia Dormidina; es decir, puede que necesitaras una dosis más elevada para sentir el mismo efecto que al principio. Aun así, las dosis de los principios activos son tan bajas que no pueden ocasionar dependencia real.

Si quieres saber más sobre los trastornos del sueño y cómo afrontarlos, te recomendamos que le eches un vistazo al post Alteraciones del sueño: insomnio, bruxismo y ronquidos’.

CMO de PharmaHero. Formada en Marketing Farmacéutico, coordino el equipo de redacción. Interesada y entregada a la salud y el deporte.