manos-unidas__

Fototipos de piel: ¿Cuál es el tuyo?

Piel, fototipos de piel y tendencias

Por sorprendente que parezca, la piel es el órgano más grande de todo tu cuerpo. Pesa unos 5 kg y suele ocupar una superfície de 2 m². Este órgano está en contacto con el entorno, protege a las estructuras de tu organismo y al mismo tiempo hace de canal conductor con el exterior. La piel se compone de multitud de células y en ésta ocurren reacciones químicas importantes para la salud. Está compuesto por 3 capas principales: epidermis, dermis e hipodermis.

page

Mucha gente desconoce la importancia que tiene este órgano. Lo cierto es que sirve para proteger tus órganos internos de los ataques externos, te hidrata, elimina el exceso de calor y las toxinas que genera tu cuerpo… Además, actúa como transmisor de la información gracias al elevado número de terminaciones nerviosas que tiene. Esto último es de mucha importancia: el hecho de recibir esta información (“frío”, “calor”, …) sirve para identificar diferentes grados de dolor y, a su vez, el dolor marca una línea entre lo que es bueno y malo para nuestro cuerpo.

¿Blanco o Bronceado?

El concepto de belleza siempre ha estado ligado al color de la piel. Los diferentes cánones de belleza han evolucionado con el paso del tiempo y, como consecuencia, también ha cambiado la moda y los gustos por determinados tonos de piel.

gibson-girlsAntes de la Revolución Industrial, las clases altas de la sociedad preferían las pieles claras, para diferenciarse de las clases bajas que por la necesidad de trabajar en el campo tenían la piel bronceada. Si embargo, tras la Revolución Industrial, el canon de belleza cambió y la gente de la clase alta prefería un tono más bronceado, ya que la clase baja empezó a trabajar el las fábricas y su piel dejó de broncearse. A partir de entonces, estar bronceado significó tener tiempo para uno mismo y poder relajarse al sol. Así fue como las pieles bronceadas se convirtieron en sinónimo de “salud”.

Actualmente, en la cultura occidental, el canon de belleza establece que las pieles más bellas y saludables también son las bronceadas. Esto hace que mucha gente se exponga al sol sin la protección ni precaución adecuadas y se disparan las probabilidades de desarrollar melanoma, eritema y cáncer de piel, entre otras enfermedades. Si conoces tu fototipo, sabrás tomar las medidas necesarias para conseguir el mejor tono de piel y ¡de forma saludable!

Seguro que alguna vez te ha sorprendido la facilidad con la que se queman las personas de piel clara, la rapidez con la que se broncea la gente de piel morena y otros casos en los que parece que hay personas que nunca llegan tener un tono de piel bronceado. ¿Por qué ocurre esto? ¿Cómo se explica que la piel reaccione a la exposición solar de diferentes formas? La respuesta la encontrarás en los fototipos.

¿Qué son los fototipos de piel?

El fototipo es la capacidad que tiene tu piel para adaptarse a la exposición solar. Cada persona nace con un grado de tolerancia al sol diferente y este se describe en la clasificación numérica que desarrolló Thomas B. Fritzpatrick (dermatólogo de la Universidad de Harvard) en el año 1975. Cada uno tiene un tono de piel que lo característico y una reacción diferente frente al sol:

fototipo

Características de la piel Reacción a la exposición solar

Factor recomendado

Fototipo I:
Piel muy clara (normalmente con pecas) de color blanco-lechoso. Se quema muy fácilmente y no se pigmenta. Después de una quemadura se descama. 50
Fototipo II:
Piel clara (puede que con o sin pecas) de color blanco que se enrojece con facilidad. Se quema fácilmente y de forma intensa. Cuando se quema, se descama. 50
Fototipo III
Piel que tiene a un color bronceado y que se broncea con facilidad. Se quema de forma moderada y tiende a pigmentarse. 30-50
Fototipo IV:
Piel con un tono amarronado que se pigmenta con mucha facilidad. Se broncea muy fácilmente. 30-50
Fototipo V:
Piel amarronada, muy morena. Se pigmenta de forma inmediata. 15-20
Fototipo VI:
Piel negra. No se quema nunca y se broncea intensamente. 15-20

¿Quieres saber tu fototipo?

Saber tu fototipo es muy importante para protegerte mejor. Si sabes cuál es tu fototipo, sabrás cómo reacciona tu piel con la exposición y así serás más consciente de cómo debes protegerla con cremas solares. Los fototipos de mayor riesgo son los tres primeros de la tabla anterior, ya que las consecuencias de una exposición al sol prolongada son muy perjudiciales para la salud. Sin embargo, esto no quiere decir que sólo deban de protegerse del sol las personas que tienen uno de estos tres fototipos de piel. Si tienes un Fototipo IV, Fototipo V o Fototipo VI, también deberás protegerte, pero con el factor adecuado para tu piel.

En la red se pueden encontrar tests para determinar tu fototipo.

Redactora de contenidos de PharmaHero. Amante de las lenguas y apasionada de la comunicación estratégica.