x

La menopausia masculina existe (y estos son sus síntomas)

La andropausia, o menopausia masculina, cuyo nombre procede de las similitudes observadas con el proceso femenino, es una disminución hormonal asociada al envejecimiento y a la reducción paulatina de los niveles de testosterona en sangre.

Este proceso no sólo influye en la capacidad sexual del hombre, sino también a otras múltiples funciones del organismo masculino. Según un estudio publicado por la revista New England Journal of Medicine, tan sólo el 2% de los hombres llegan a padecerla, frente al 100% de las mujeres. La detección precoz y el correcto diagnóstico son clave para afrontar el tratamiento, facilitar la vuelta a la normalidad y evitar la posible cronicidad de algunos síntomas.

¿Cuáles son las claves para identificarla?

Los síntomas habituales de la menopausia masculina son muy variados y afectan a diferentes órganos del sistema masculino. Algunos de los principales indicadores que pueden hacernos sospechar sobre la presencia de la andropausia son:

  • Disfunción eréctil
  • Reducción de erecciones matinales
  • Disminución de la fuerza y volumen eyaculatorios
  • Cansancio o fatiga habituales
  • Pérdida de cabello, tanto capilar como genital
  • Pérdida de masa muscular y dolores musculares
  • Sudoración y escalofríos, así como aparición de manos y pies fríos, etc.

La menopausia masculina produce, además, la aparición de ciertos cambios anímicos. Algunos de ellos son la disminución del apetito sexual y la pérdida de libido, las alteraciones en el sueño, la sensación de apatía o ansiedad e incluso, en algunos casos, éstos pueden desembocar en depresión.

¿Cómo puedo prevenirla y qué tipo de tratamiento es posible?

Por lo general, el descenso en los niveles de testosterona está relacionado con la falta de hábitos saludables o con enfermedades metabólicas, como, por ejemplo, la obesidad. Los abusos de tabaco, alcohol y drogas, así como el estrés físico y psicológico, son factores predeterminantes. Para prevenir la aparición de la menopausia masculina, lo mejor es tratar de llevar un ritmo de vida saludable.

En cuanto al tratamiento generalmente aplicado, lo más habitual al tratarse de una disfunción hormonal, es un procedimiento farmacológico hormonal sustitutivo. Este puede ser aplicado a través de inyecciones intramusculares o, de forma más común, mediante geles o parches cutáneos.

Prestar atención a la salud sexual, física y psicológica es fundamental para la detección precoz de la menopausia masculina. Así se conseguirá evitar la aparición y el desarrollo de nuevos síntomas.

Apasionada de la Comunicación, con muchas ganas de aprender y desarrollar nuevos proyectos. Escribo sobre belleza, estilo de vida, viajes y actualidad.