ojo-lupa-cataratas-700x438

Mitos de la vista y sus realidades

La vista es uno de los cinco sentidos que te permiten relacionarte con el entorno y el medio que te rodean. Los sentidos funcionan gracias al trabajo de diversos órganos que se conectan al sistema nervioso y se interpreta la información que reciben una vez que ésta llega al cerebro. La interpretación de todas las señales que recibe el cerebro de los sentidos se conoce como percepción sensorial.

Hoy dejamos de lado el sentido del gusto, el olfato, el tacto y el oído para poner a prueba los mitos y realidades principales sobre nuestra vista. Hay muchos mitos sobre la vista. Pero, ¿son ciertos? ¡Sigue leyendo!

Los 10 principales mitos de la vista

Mito 1: Leer con poca luz hace que pierdas visión

Conoce-estos-7-hábitos-que-podrían-dañar-tu-vista-5

Seguro que alguna vez has escuchado la frase “si lees con tan poca luz, te van a poner gafas”.

Si te apasionaba la lectura, seguro que más de una noche te quedabas hasta tarde leyendo con una luz ténue para que tu madre o tu padre no se dieran cuenta de que seguías leyendo durante horas y horas cuando al día siguiente tenías que madrugar para ir al colegio. Esta es una de las causas que ha hecho que este mito haya tenido un alcance tan grande.

Lo cierto es que leer a poca luz hará que te canses antes, pero no dañará tu vista ni hará que pierdas visión. Si este mito fuera cierto, nuestros antepasados, que vivían en la penumbra y a la luz de las velas cuando se ponía el sol, habrían sufrido deficiencias visuales y no fue así.

Mito 2: Ver la televisión de cerca daña la vista

ver-la-tele-mu-cerca-es-perjudicial-para-los-ojos

Los expertos afirman que ver la televisión de cerca o de lejos no daña la visión. Lo que puede ser perjudicial es el tiempo que estemos viéndola, ya que puede causar fatiga y tensión ocular (esto se acentúa cuando se ve la televisión de lejos y desde ángulos extraños). Mucha gente cree que los niños que se sientan cerca de la televisión acabarán sufriendo miopía, pero lo cierto es que suele ser al revés, es decir, que se sientan cerca porque son miopes pero todavía no se les ha diagnosticado.

No obstante, no todos los niños que se sientan cerca del televisor son miopes, sino que lo hacen porque tienen la capacidad de enfocar de cerca sin cansarse como lo haría un adulto. Esto explica que muchos de ellos tengan la costumbre de sentarse cerca de la televisión o que acerquen mucho la vista a lo que están leyendo.

Curiosidad:

Este mito circula desde 1960 como consecuencia de la mala fabricación de unos televisores General Electric. Esta marca vendió unos televisores a color que emitían unos niveles de radiación superiores al nivel considerado como “saludable”, lo que los convirtió en peligrosos para la salud de los consumidores. La empresa retiró los televisores defectuosos y reparó los que emitían estos altos niveles de radiación. Aunque el problema se solucionó, el mito de los efectos dañinos de las emisiones de los televisores ha permanecido hasta hoy.

Mito 3: Si te pones bizco, puede que los ojos se le queden así

bizca-niña-172x172

Casi todos hemos oído las frases: “si te pones bizco, te vas a quedar así”, “si te pones bizco y te dan un golpe por la espalda, te quedas bizco“, “si te pones bizco y sientes un soplo de aire, te quedas así”… Todas estas afirmaciones son falsas y la mayoría de nosotros nos hemos aventurado alguna vez a jugársela y comprobar si el mito era cierto.

Estrabismo es la palabra médica para denominar el fenómeno de la desviación de los ojos de su posición normal. Habitualmente, la desviación suele ser hacia dentro, aunque también hay casos de estrabismo en los que la desviación de los ojos es hacia afuera, arriba o abajo y puede afectar a uno o ambos ojos. Los bebés, hasta los tres meses, no tienen una mirada alineada. Por tanto, si se detecta estrabismo después de este periodo sí que puede que acabe siendo un problema. Lo importante es que, en ningún caso, caigamos en este mito. Las causas de este fenómeno son biológicas y se podrán manifestar o no en el organismo.

Mito 4: El daltonismo afecta a los niños, nunca a las niñas

39230-3-como-ensenar-los-colores-a-un-nino-daltonico

Este mito tampoco es cierto. El daltonismo ocurre cuando se perciben los colores de forma diferente o no se pueden distinguir los colores. Siempre ha existido el mito de que este fenómeno afecta sólo al sexo masculino, pero lo cierto es que afecta tanto al masculino como al femenino.

El daltonismo es una condición con la cual se nace, pero que también se puede manifestar en el futuro. Sí que es cierto que afecta más a hombres que a mujeres, por el hecho de que está vinculado al cromosoma X.

Mito 5: Comer zanahoria mejora la vista

zanahoria-vision-vitamina-a

Las zanahorias contienen una gran cantidad de vitamina A y betacaroteno. Hay estudios que afirman que el consumo en grandes cantidades de vitamina E y C, betacaroteno y zinc reducen las posibilidades de sufrir cataratas y degeneración macular. Así pues, sí que es cierto que el consumo de esta hortaliza es buena para tu salud ocular, ya que previene la degeneración de este órgano y te ayudará a tener una buena percepción visual.

Mito 6: Utilizar lentillas de colores puede ser peligroso

Este mito también es cierto. Las lentillas pueden conseguirse por un precio asequible en muchos establecimientos: gasolineras, mercadillos ambulantes, internet, bazares, etc. Es muy tentadora la idea de poder dejar de lado unos días el color oscuro de tus ojos para poder lucir unos ojos azules o verdes a bajo coste. Sin embargo, el coste para tu salud ocular es muy alto, ya que el hecho de utilizar lentillas sin consultar a tu especialista  (ya sean de colores o para la vista) puede causar úlceras en la córnea y desarrollar tumores oculares.

Mito 7: El tabaco aumenta el riesgo de degeneración de la vista

10-razones-para-dejar-de-fumar

Es cierto que fumar es malo para tus ojos y para el resto de tu cuerpo. La mayoría de la gente desconoce las consecuencias que el tabaquismo tiene en la percepción visual. Las principales consecuencias son la degeneración macular y las cataratas. La degeneración macular no tiene cura y consiste en la destrucción de la mácula, una mancha amarilla que se encuentra en la retina que te ayuda a percibir los detalles, leer, conducir y a identificar las caras de las personas. Por otro lado, las cataratas hacen que tengas una visión borrosa y, si no se operan, causan una gran pérdida de la vista.

Mito 8: Las mujeres pueden ver más colores que los hombres

Se han realizado numerosos estudios sobre la forma en la que las mujeres y los hombres perciben los colores. La mayoría reafirma que la diferencia no está en la estructura ocular, sino que se basa en la cantidad de andrógenos y de las células receptoras del cerebro que se encargan de procesar la imágenes. Igual que ocurre con la capacidad de oler y de oír, el cerebro masculino y femenino también es diferente en cuanto a la forma de ver y mirar.

Mientras que los hombres son xmás sensibles al movimiento y a los pequeños detalles, las mujeres son capaces de distinguir más colores. Hay una teoría que afirma que las mujeres tienen más células sensibles a la luz dentro de la retina que los hombres, por eso a ellos les cuesta más identificarlos y disferenciarlos que a ellas. ¿Sabías que donde un hombre ve 7 colores, la mujer ve 29?

Mito 9: Las gafas de sol que compras en los top manta protegen igual que las de óptica

Este mito es totalmente falso. Es muy importante que conozcas las características de las gafas de sol homologadas de calidad, ya que utilizando unas malas gafas estás poniendo tu vista en peligro. Si no proteges bien tus ojos de la exposición solar, puedes desarrollar deficiencias en la percepción visual, quemaduras oculares e incluso aumentar el riesgo de sufrir accidentes. Te recomendamos consultar a tu óptico e informarte de qué tipo de lente es la mejor para tu vista.

Redactora de contenidos de PharmaHero. Amante de las lenguas y apasionada de la comunicación estratégica.