x

Ni Tanorexia ni Tanofobia: Cómo tomar el sol

Adicciones estéticas del bronceado: tanorexia y tanofobia

Es cierto que tomar el sol en exceso y de manera imprudente puede causar enfermedades e incrementar el riesgo de sufrir cáncer de piel. Sin embargo, también es cierto que la falta de sol ocasiona riesgos en la salud, entre los cuales se sitúa el déficit de Vitamina D. Los límites de cada uno de estos comportamientos son denominados tanorexia y tanofobia: unas adicciones estéticas más comunes de lo que seguramente pensamos.

La tanorexia se asocia con una obsesión por tomar sol. Y aunque nos parezca difícil de asimilar, lo que no conocemos es que cuando se toma el sol en el cerebro se generan endorfinas, producidas en el sistema nervioso central, que generan una sensación de placer parecida al estímulo que sienten los fumadores al fumar.

Esta experiencia placentera es la causa principal de la adicción a los rayos ultravioleta, como sucede con las drogas. Además, las personas tanoréxicas nunca están satisfechas con el color de su piel y sienten ansiedad cuando no pueden tomar el sol. Las principales manifestaciones de Tanorexia son el envejecimiento precoz de la piel, queratosis solar, aumento de manchas y un bronceado exagerado.

"Mientras la tanorexia se asocia con una obsesión enfermiza por tomar el sol, la tanofobia se halla en el otro extremo"

Sin embargo, así como la tanorexia tiene sus consecuencias negativas, también las tiene la tanofobia. Ésta consiste en el miedo excesivo a los rayos del sol, y su principal problema radica en la falta de Vitamina D ya que nuestro organismo requiere de sol para generar la misma. Estudios han demostrado que un nivel bajo de vitamina D y una exposición insuficiente al sol (menos de 20 min. al día) están asociados a la osteoporosis.

osteoporosisLa osteoporosis provoca la debilidad de los huesos, y lo más impactante es que ciertos tipos de cáncer como el de mama, próstata y colon están relacionados a este tipo de déficit. Además las investigaciones también señalan que la falta de Vitamina D podría estar vinculada a desarrollar enfermedades autoinmunitarias e incluso hipertensión.

Debemos recordar que ningún extremo es bueno, el exceso de blancura en la piel indica poca salud, pero tampoco es saludable lucir una pigmentación en la piel que no es natural. Necesitamos el sol para vivir, no solo nuestra piel sino nuestro organismo: ¡aprendamos a sacarle provecho al sol sin la necesidad de ponernos en riesgo!

Entonces, ¿cómo se debe tomar el sol?

  • Los expertos señalan que basta con exponerse al sol alrededor de 15 minutos durante al menos tres o cuatro veces por semana para conseguir unos niveles adecuados de vitamina D.
  • Por otro lado, utilizar fotoprotectores altos siempre que vayamos a exponernos al sol, sin dejar a un lado el fotoprotector habitual diario.
  •  ¡Toma agua! Mantener el organismo hidratado ayudará a que la piel cuente con la elasticidad y nutrición necesaria si debe regenerarse tras exponerse al sol.
  • Los sombreros, la ropa adecuada y las gafas de sol deben convertirse en tus aliados durante los meses más soleados.
  • Es fundamental conocer tu tipo de piel: los expertos insisten en que hay que utilizar un protector solar adecuado a cada tipo de piel, como te mostramos a continuación →

Qué factor de protección solar escoger:

 

Nivel de Radiación UV

PIEL CLARA

PIEL OSCURA

Tiempo de exposición recomendado

Índice de protección recomendado

Tiempo de exposición recomendado

Índice de protección recomendado

BAJA

80 min

15

110 min

8

MODERADA

40 min

25

60 min

15

ALTA

25 min

30

35 min

25

MUY ALTA

20 min

50 +

30 min

30

EXTREMA

15 min

50 +

25 min

50 +

 

¡Seamos conscientes de las virtudes y los peligros del sol y llevemos una vida saludable!
Formada en Comunicación con una especialización en Diseño Publicitario. Escribo para redes sociales y anuncios. Redactora de Lifestyle y Belleza para Pharmahero.