parabenes

Los parabenos en las cremas: ¿Peligro real o mito?

¿Hay Parabenos en las cremas?

A la hora de comprar cosméticos, se ha demostrado que cada vez más gente tiende a consumir productos sin parabenos. En las etiquetas, la frase ”Libre de Parabenos” es cada vez más utilizada y sin darnos cuenta, con el tiempo hemos ido identificando estos productos como menos nocivos para nuestra salud. Lo curioso del asunto, es que hoy desterramos una sustancia que hace algunos años, ni sabíamos que existía. En este post descubriremos si los parabenos en las cremas son, o no, nocivos para nuestro organismo.

¿Qué son los Parabenos?

Los parabenos son unos conservantes muy habituales en los cosméticos. Son los más utilizados por los cosmetólogos y farmacéuticos por su bajísimo precio y por su actividad bactericida y fungicida. Sirven para matar bacterias y preservar el uso y la efectividad de los cosméticos que puedan verse afectados por acción de microorganismos. Los parebenos normalmente son añadidos en combinación con otros conservantes y actúan aumentando el período de utilización de los productos.

Los parabenos en las cremas están entre nosotros desde 1925, utilizándose como conservantes cosméticos en dentífricos, cremas, desodorantes, champús, cosmética infantil, geles, lubricantes, tónicos, maquillaje, laca de uñas, entre otros. A su vez, se utilizan para la composición de varios productos farmaceúticos, como jarabes para la tos, antiácidos, funguicidas vaginales, antibióticos y en composiciones de paracetamol e ibuprofeno.

¿Son nocivos para la salud?

Se ha comprobado que en ocasiones producen irritación y enrojecimiento de la piel, o peor aún, dermatitis. Otra de las consecuencias es que los parabenos reaccionan a las radiaciones de UVB aumentando la producción de radicales libres lo cual provoca un envejecimiento prematuro de la piel y un deterioro del ADN.

Un estudio científico de varios especialistas en 2004 sorprendió a la comunidad internacional por el hallazgo de parabenos en muestras de tumores de cáncer de mama. Este estudio ha alimentado la creencia de que los parabenos que contienen los desodorantes u otros cosméticos habrían migrado al tejido mamario contribuyendo al desarrollo de los tumores. De todas formas, no ha sido demostrado que los parabenos causen cáncer y no hay ninguna evidencia científica de relación con ningún tipo de tumor.

parabenos

Si bien es cierto que permanecen en muchos productos, la concentración de estas sustancias es tan baja en cosmética que su efecto sobre el organismo es prácticamente inapreciable. Su concentración habitual suele ser del 0,01 al 0,3%. La Cosmetic Ingredient Review (CIR) estableció en un estudio realizado en 1984 que su uso en cosméticos no tiene riesgos hasta en cantidades del 25%. En 2003 la CIR reabrió el estudio para cerciorarse de la seguridad de los parabenos e investigar su seguridad sobre niños y mujeres, y concluyó que no había necesidad de cambiar las conclusiones de su primer informe.

Por otro lado, la Agencia Española del Medicamento se encarga de que ningún producto cosmético que esté en el mercado sea nocivo para la salud. Además, el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores confirmó que para las moléculas más pequeñas de parabenos en las cremas (metil- y etilparabeno), la cantidad utilizada se considera segura. Para las moléculas más grandes de parabenos (propil- y butilparabeno), el Comité recomienda reducir el límite a una concentración máxima total de 1,9 g/kg de parabenos. Para otros parabenos menos utilizados (isopropil-, isobutil- y fenilparabeno), la información disponible es muy limitada, y no se puede calcular el riesgo potencial.

En conclusión, el problema de casi todos los aditivos, no solo de los parabenos, es que forman parte del 99% de los productos que consumimos a diario, por lo que estos compuestos se acumulan de manera progresiva en nuestro oranismo. Podríamos decir, que los parabenos no son el problema en sí mismo, sino el volumen de consumo que estamos teniendo de ellos y su uso indiscriminado en la industria.

Y a pesar de que no hay estudios concluyentes que demuestren que los parabenos sean nocivos para la salud, algunos distribuidores ya han comenzado a eliminarlos de sus productos cosméticos.

Si notas algún síntoma como dermatitis, inflamación o enrojecimiento en tu piel tras la utilización de algún cosmético, prueba utilizar productos libres de conservantes a ver si notas alguna mejoría. Recuerda que cada piel es un mundo.

Formada en Comunicación con una especialización en Diseño Publicitario. Escribo para redes sociales y anuncios. Redactora de Lifestyle y Belleza para Pharmahero.