pastillasanti

Las pastillas anticonceptivas y sus efectos secundarios

Las pastillas anticonceptivas es uno de los métodos anticonceptivos más usados por las mujeres, por su fiabilidad los médicos las recetan y por su practicidad han sido bien aceptadas entre las mujeres. Aun así, tienen efectos secundarios como el dolor de cabeza.

Yo llevo toda mi vida luchando con las pastillas, encontrando la ideal, que se adapte a mis necesidades y metabolismo. Así que he probado un montón de marcas y he vivido todos sus efectos negativos. Personalmente preferiría no usarlas, pero es una cuestión de responsabilidad si eres sexualmente activa.

Lo bueno de las pastillas es que no son invasivas como la DIU o las pilas, sino que son pequeñas dosis diarias de hormonas, que evitan que se produzca la ovulación. Por eso la importancia de tomarlas todos los días a la misma hora.

Lo bueno que tienen es que regulan el ciclo menstrual y ayudan mucho si sufres de acné, ovario polisquístico o problemas hormonales.

Las generaciones de pastillas

En los 60’s fueron toda una innovación y polémica, debido al poder que les daba a las mujeres sobre sexualidad. Gracias a este pequeño invento obtuvimos libertad de elegir no tener hijos. Básicamente son dosis de estrógenos y otros compuestos que inhiben la ovulación.

picture-20

Existen las pastillas de primera generación, que son las mas antiguas y las más fuertes, por su alto contenido de estrógenos y progestinas, hacen mayores los efectos secundarios. Triella es una de las pastillas que aún se pueden conseguir de esta generación.

Los componentes en cada generación de pastillas fueron modificándose. Para evitar el dolor de mamas, jaqueca, nauseas, trastornos vasculares. En la tercera generación de pastillas fue cuando hubo realmente un cambio al incorporar derivados sintéticos de la progesterona. Reduciendo los efectos adversos de las generaciones anteriores como el acné, nauseas etc.. la más conocida es la Diane 35, en muchos casos se utiliza para tratamientos de acné.

Y así llegamos a la cuarta generación que son las más modernas del mercado, prometen menos efectos adversos. Como la Yaz, Yasminelle y Zoely.

Actualmente las que se usan son las de tercera y cuarta generación, pero en común comparten los mismos síntomas secundarios:

  • Cambios de humor
  • Mal humor
  • Depresión (el más común)
  • Gastritis
  • Nauseas
  • Dolor de cabeza
  • Disminución del deseo sexual
  • Aumento de peso

Si eres hipersensible a estos efectos como yo, deberías probar las de cuarta generación.

Lo último en pastillas: Zoely

Por otro lado la pastilla Zoely es una de las más avanzadas debido a que su composición hace que actue como el estrógeno natural del cuerpo. Reduciendo los efectos negativos. Por otro lado esta pastilla es de poca concentración así que si eres super fértil mejor consulta con tu medico. La poca concentración de estrógeno sintético reduce el riesgo de trombosis y osteoporosis relacionados con las pastillas.

Los problemas con las pastillas de tercera y cuarta generación son el riesgo de trombosis venosa (coágulos en la sangre), en Francia fue prohibida la Diane 35 por la muerte de 4 mujeres por esta causa. Y en Canada se vinculo la muerte de 24 mujeres por las pastillas Yaz y Yasmin en el periodo de 2007-2013. El riesgo de trombosis es bajo pero existe, es mayor en mujeres con sobrepeso, inactividad y fumadoras.

A pesar de lo anterior sigo creyendo que es el método más seguro de anti-concepción, cada mujer es un mundo, hay que informarse muy bien sobre lo que estas tomando y asesorarte con tu ginecólogo. Es un asunto lleno de pros y contras, pero llevar una dieta saludable y estar activa ayuda muchísimo.

Diseñadora y comunicadora de moda, especializada en temas de belleza y estilo de vida.