pulmones

Propósito dejar de fumar: trucos para dejar de fumar

El propósito dejar de fumar es uno de los grandes propósitos que van persiguiendo año tras año a todos esos fumadores que se sienten culpables por estar minando su salud y la de aquellos que están a su alrededor. Si quieres dejar el tabaco de una vez por todas (o quieres animar a alguien cercano a que lo haga), te recomendamos que cambies pequeños hábitos en tu día a día.

Leer: “Cómo hacer perdurar tus propósitos de año nuevo”

Cambia pequeños hábitos

  • El primer paso debería ser siempre que fijes una fecha para dejar de fumar y se lo digas a todo el mundo. El temor a que los demás se enteren de que no cumples tu objetivo te hará mantenerte firme. No lo dudes, marca el día en el calendario y comunícaselo a tu entorno.
  • fumar abuelaBusca ayuda. Si no te ves capaz de dejar de fumar por ti mismo, acude al médico o a tu farmacéutico. Te podrán ayudar a decidir qué remedios son mejores para ti: parches transdérmicos de nicotina, sprays, chicles de nicotina de diferentes sabores, comprimidos, inhaladores… La marca Nicorette, de Johnson&Johnson, es siempre una buena opción para optar por productos eficaces que te ayudan a combatir la ansiedad del dejar de fumar.  También puedes acudir a un grupo de ayuda para compartir tu experiencia. No te sientas avergonzado, compartir esta vivencia te animará a mantenerte firme en tu propósito.
  • Escoge bien lo que bebes y lo que comes. ¿Sabías que las bebidas con gas, el té, el café y el alcohol hacen que los cigarrillos tengan mejor sabor? Opta por aguas con sabor o zumos cuando salgas a tomar algo para evitar la tentación de fumar mientras bebes con los amigos. Además, debes saber que la carne, a diferencia de la fruta o el pescado, te incita más a fumar después de la comida. ¡Cambia tu hamburguesa por una pizza vegetariana!
  • Parece absurdo pero a veces los ex-fumadores necesitan sostener un cigarrillo para evitar la ansiedad que les supone no fumar. Sustituye tu cigarrillo por un inhalador o una bebida con pajita para mantener los nervios a ralla.
  • Autochantaje emocional: aquellos que dejan de fumar porque tienen hijos suelen llevar consigo una foto de ellos para mirarla cada vez que tienen ganas de fumar. ¿Quieres ser un buen modelo a seguir? Predica con el ejemplo y deja el tabaco a un lado. Además de ganar en salud, tus niños no se quejarán del fuerte olor a cigarrillos cada vez que les des un abrazo.
  • cigarette-ashNo sólo debes deshacerte de los cigarrillos. Tira todo aquello que te lo recuerde: mecheros, ceniceros, pitilleras, ropa que aún huela a tabaco…
  • Calcula cuánto gastas al mes en cigarrillos. Ver toda esa cantidad de dinero en un bote te ayudará a pensar en todas las cosas que podrás comprar si dejas de fumar y todos los regalos que podrás hacer; te animará a dejar de malgastar el dinero en esta adicción cotidiana.
  • ¿Sabías que existen apps que te ayudan a dejar de fumar? Entre ellas destacan QuitNow o Kwit, que te recuerdan el tiempo que ha pasado desde tu última calada, el dinero que has ido ahorrando y la evolución de la mejora tu salud mediante indicadores de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Piensa en positivo (Los beneficios)

  • La comida recuperará su sabor y las flores volverán a oler a flores pocos días después de que hayas dejado de fumar.
  • Vivirás de media 10 años más que un fumador habitual.
  • ¿Quieres tener hijos? Fumar reduce hasta en 50% las posibilidades de engendrar si consumes cigarrillos habitualmente. ¿Te preocupa la impotencia prematura? Abandona el tabaco para asegurarte una vida sexual plenamente feliz.
  • Dejar de fumar mejorará en poco tiempo la presión sanguínea, los síntomas de arritmia, la diabetes y la circulación sanguínea; lo que se traduce en una reducción notable de las posibilidades de morir a partir de los 30.
  • Tu piel y tus dientes se mantendrán jóvenes y sanos durante más tiempo. ¿Sabías que la sonrisa es de las primeras cosas que llaman la atención al conocer a alguien? Si no consigues ligar, quizá sea por el mal aliento y los dientes amarillentos que te provocan el consumo habitual de tabaco. ¿Aún te parece sexy fumar?

colillas

Por cierto, si estabas pensando en el ‘tabaco de liar’ como alternativa más sana, sentimos decirte que no lo es; de acuerdo con Carlos Jiménez, el director del Programa de Investigación del Tabaquismo, repercute mucho más en tus arterias que el tabaco clásico ya que, aunque se fuma menos (18 al día frente a 27), las concentraciones de monóxido de carbono por cada calada son mucho mayores, haciendo que estés más expuesto a infartos, anginas y aneurismas de aorta. Conclusión:

¡déjate de excusas y empieza a cuidarte ya!

Redactora de lifestyle y salud para PharmaHero. También escribo habitualmente sobre cultura, lifestyle y cine para Noir Mag, Código Nuevo y La Tribu de Frida.