x

Qué déficit nutricional tienes según tu cuerpo

Para una función óptima de nuestro organismo es necesaria la presencia de vitaminas, minerales y demás nutrientes. El estado de nuestro cuerpo es un fiel espejo de el déficit nutricional que sufrimos evidenciándose con diversos síntomas. Por ello, es imprescindible vigilar, detectar, corregir y evitar ciertos hábitos con tal de prevenir posibles alteraciones en nuestra salud.

Un método preciso para conocer y corroborar las carencias que hacen mella en nuestra salud es la realización de un análisis de sangre. Pero si no dispones de tiempo o simplemente quieres conocer el lenguaje de tu cuerpo te presentamos un decálogo de las alteraciones más típicas en relación con las deficiencias del organismo. ¡Todo lo que necesitas saber para restablecer tu salud!

Cabeza

La pérdida de cabello así como la caspa están condicionadas por la ausencia de zinc en nuestro organismo. Este mineral fortalece las raíces capilares logrando una mayor resistencia y fuerza. Además, fomenta el crecimiento del cabello y equilibra las glándulas sebáceas para reducir la formación de la caspa. Para solucionarlo, incorpora en tu dieta chocolate negro, cacao, cacahuetes, cordero, salmón, garbanzos, espinacas y arroz integral.

Cara

¿Sufres las consecuencias del acné? La presencia de granos y espinillas son alteraciones cutáneas ocasionadas por las glándulas sebáceas. Para contrarrestar sus efectos y acabar con estas antiestéticas lesiones deberías incorporar zinc en tu alimentación. Este regula las glándulas sebáceas y estimula la formación de colágeno. Por su parte, la vitamina C también es una excelente aliada para combatir el acné al actuar a modo de exfoliante, renovador y agente limpiador. Esta vitamina puedes encontrarla en frutas (naranjas, limones, fresas, kiwi, piña, plátano, etc.) y en verduras (pimiento, brócoli, espinaca, acelgas, guisantes, tomate, judías verdes…).

¿Qué dice el acné en la cara sobre tu salud?

Por otra parte, si tienes grietas en la comisura de la boca o padeces de manera habitual herpes labial deberías incorporar vitamina B2 (riboflavina) en tu dieta ya que contribuye a la regeneración de los tejidos. Generalmente está presente en nuestro organismo pero en casos de estrés, en deportistas o en aquellas personas que suelen comer alimentos refinados tienen mayor tendencia a padecer cierta deficiencia de esta sustancia, lo que promueve la formación de grietas y sequedad bucal. Además, dificulta el proceso de curación de heridas. La vitamina B2 podrás encontrarla en almendras, en el salvado de trigo, en pescados, legumbres (lentejas, habas, guisantes…), verduras y hortalizas (brócoli, espárragos, tomates, etc.), entre otros.

Cuerpo

La dermatitis es una alergia cutánea que repercute de manera severa sobre la piel. Para prevenir y reducir esta enfermedad te recomendamos que incluyas en tu dieta la vitamina B6 (legumbres, judías, brócoli, guisantes, salmón, bacalao, pavo, ternera, etc.), ya que equilibra el sistema inmunitario y colabora en la reproducción de células sanas de la piel.

¿Qué dice el acné en el cuerpo sobre tu salud?

En el caso de la psoriasis tu mejor aliado es la vitamina D pues refuerza el sistema inmune de la piel de manera impecable. En múltiples cremas y tratamientos puedes encontrar la incorporación de la vitamina D como ingrediente clave para tratar esta enfermedad. Pero si prefieres aumentar su presencia en tu organismo incorpora lácteos, cereales, salmón, pescados en conserva, tofu y huevos.

Más…

¿Tienes la piel seca? La falta de hidratación, la aspereza así como la presencia de grietas cutáneas reflejan la sequedad de la piel. Por ello, deberías incluir en tu menú nutricional alimentos ricos en vitamina A y vitamina C. pollo, pavo, ternera, leche, zanahoria, espinaca, paté de hígado, pimiento rojo, brócoli, etc. Además, es recomendable beber al menos un litro y medio de agua al día.

muj

Por su parte, la vitamina C y el zinc constituyen una excelente combinación para tratar la mala cicatrización de heridas al estimular la reparación de los tejidos y promover la salud cutánea. La carencia de estos nutrientes ralentiza la curación de ciertas lesiones de la piel y, por ello, deberías incluir pollo, productos derivados de la leche, verduras, hortalizas, frutos secos, legumbres, ostras, chocolate negro y cacahuetes.

¿Quieres combatir el envejecimiento de la piel? La coenzima Q10 es tu mejor aliado para lograr tus objetivos. La carencia de esta sustancia es habitual en fumadores, vegetarianos, estrés o por determinadas enfermedades. Este nutriente propio del organismo se obtiene a través del consumo de pescado azul, cereales integrales, tofu, leche de soja, nueces y huevos. La mejor fuente de juventud a través de los alimentos al estimular la regeneración de los tejidos cutáneos.

¡Interpreta el lenguaje de tu cuerpo y goza de una salud de hierro a través de los alimentos!
Filóloga. Me encantan los libros de misterio. Soy editora de contenidos y redactora de LifeStyle, especializada en salud y nutrición en PharmaHero.