x

Qué hacer y qué no hacer ante una quemadura: Polaramine

Para estar preparados ante posibles accidentes domésticos, siempre es una buena opción tener en el botiquín de casa pomadas como Polaramine, específicamente formulada para cuidar la piel ante quemaduras leves o moderadas ya que ¡el 80% de las quemaduras se producen en el entorno doméstico!

También es muy importante tener muy claro qué debes hacer (y qué no debes hacer) cuando sufras una quemadura. Para saber cómo actuar, en primer lugar, debemos identificar el tipo de quemadura a la que nos enfrentamos. Según la gravedad, podrás curarlas en casa o deberás acudir al hospital para recibir cuidados específicos.

Quemaduras de Primer Grado

  • Que és: Quemaduras superficiales que afectan únicamente a la epidermis, la capa externa de la piel.  Una exposición solar sin protección puede ocasionarla.
  • Síntomas: Enrojecimiento, sequedad, dolor, hinchazón en la piel (no hay ampollas).
  • Cuidados: Puedes tratar este tipo de quemaduras con una pomada específica como Polaramine Crema. No es necesario aplicar antibiótico.

Quemaduras de Segundo Grado

  • Que és: Quemaduras, algo más severas, que afectan la epidermis y parte de la dermis.
  • Síntomas: Enrojecimiento, hinchazón de la piel, ampollas, dolor, supuración de líquido, pérdida de piel (en algunas ocasiones) y sensibilidad al aire.
  • Cuidados: Puedes tratar este tipo de quemaduras con una pomada específica aunque te recomendamos que acudas a un especialista para que valore el estado de la piel.

Quemaduras de Tercer Grado

  • Que és: También conocidas como ‘quemaduras totales’. Conllevan la destrucción de la epidermis y la dermis. La zona quemada presenta un color blanco o carbonizado y desaparece la sensibilidad de la zona porque las terminaciones nerviosas se destruyen. Incluso pueden verse afectados huesos, músculos y tendones.
  • Síntomas: Piel seca, ennegrecida o blanquecina. La, grasa se ve expuesta y puede presentar edemas.
  • Cuidados: Debes acudir a un especialista.

Quemaduras de Cuarto Grado

  • Que és: Este tipo de quemaduras implican daño producido en músculos y huesos. Suelen producirse por exposición al fuego, líquidos calientes, electricidad, objetos metálicos calientes, frío extremo (congelación), productos corrosivos de limpieza o productos químicos.
  • Síntomas: Pueden provocar necrosis (muerte de las células de un tejido) y caída de las extremidades (como nariz, orejas o dedos).
  • Cuidados: Es imprescindible recibir un diagnóstico y un tratamiento específicos.

Lo que NO debes hacer ante una quemadura…

  • Aplicar hielo: podrías levantar la piel cuando la quemadura es de primer grado o dañar la dermis.
  • Aplicar pasta de dientes: los elementos químicos de la pasta de dientes pueden dañar la piel y evitar que cicatrice correctamente la herida.
  • Tampoco apliques otros remedios caseros como mantequilla o aceite de oliva, ya que podrías contaminar la quemadura y provocar una infección.

Los pasos a seguir ante una quemadura:

Solo se puede actuar a nivel doméstico cuando es una quemadura de primer o segundo grado (las que suelen darse en ese entorno)

Si te has quemado tomando el sol, te recomendamos que, en primer lugar, te des una ducha de agua templada o fría sin jabón para refrescar la piel. A continuación, aplica un aftersun intensivo. Siempre es una opción inteligente escoger un aftersun que contenga aloe vera, ya que te ayudará a regenerar y calmar la piel más rápidamente. El Aloe también previene infecciones y reduce la inflamación.

x

Si te has quemado con un líquido caliente o hirviendo (como café o agua, por ejemplo), en primer lugar debes sumergir la piel en agua fría durante unos 20 minutos. Cuando sientas algo más calmada la piel, lávala suavemente con agua y jabón (mejor si es hipoalergénico) y sécala con mucho cuidado. A continuación, aplica una pomada específica para quemaduras. Si se trata de una quemadura de primer grado, no es necesario que apliques una crema antibiótica. Te recomendamos que sigas la misma rutina si te quemas con un metal caliente (con la, plancha, por ejemplo).

Polaramine Crema, gracias a su fórmula con los principios activos Alantoína y Dexclorfeniramina,  no sólo es de utilidad para el tratamiento de quemaduras de primer grado, sino que también lo es en reacciones alérgicas dermatológicas (urticarias) causadas por insectos, medusas o plantas. Gracias a la Alantoína, con efecto epitelizante, Polaramine ayuda a regenerar rápidamente la piel y, gracias a la Dexclorfeniramina, con un gran poder antihistamínico, ayuda a calmar reacciones alérgicas de diferente origen.

CMO de PharmaHero. Formada en Marketing Farmacéutico, coordino el equipo de redacción. Interesada y entregada a la salud y el deporte.