Sol_y_ojos

Quemadura ocular: ¿Cómo proteger tus ojos del sol?

Por increíble que parezca, el 50% de la información que recibe tu cerebro sobre el entorno es a través del sentido de la vista. Para que este sentido funcione, son imprescindibles todas las partes del ojo (iris, pupila, cristalino, córnea, retina y nervio óptico) y, por otro lado, el cerebro. La luz se considera también un elemento indispensable, ya que sin luz no puedes ver y tu cerebro no puede interpretar las imágenes.

312Ahora se acerca el buen tiempo y con él vienen de la mano largos días de playa, vacaciones, horas y horas en las que te expones al sol y a las consecuencias de la exposición solar prolongada. Las campañas de prevención del cáncer de piel han llegado para quedarse. Estas campañas parecen haber surgido efecto entre la población y la sociedad es más consciente que nunca de la necesidad de proteger su piel del sol.

 

Leer también: “La lucha de la vitamina D contra los fotoprotectores”

 

Quemadura ocular: ¿Qué es?

Sin embargo, todavía no se han organizado campañas que te aconsejen sobre cómo proteger la vista de los efectos nocivos del sol. ¡Aquí te ofrecemos algunos consejos para que veas el verano con buenos ojos!

Tras un largo día de sol y playa, tu piel puede sufrir quemaduras si no te has protegido adecuadamente (teniendo en cuenta tu fototipo de piel). Pero ¿y tus ojos? ¿Pueden sufrir quemaduras? La mayoría de la gente no lo sabe, pero lo cierto es que los ojos sí pueden sufrir quemaduras y éstas pueden tener consecuencias para tu salud a corto y a largo plazo, como la posibilidad de cataratas, desarrollo de tumores benignos en los ojos, cáncer de piel de los párpados, perder visión, etc.

ojos_irritados_Conjuntivitis_2

La sintomatología de las quemaduras oculares es bastante común y simple (irritación, enrojecimiento, lagrimeo, visión borrosa.. ), por lo que la gente la acostumbra a obviar por creer que se trata del efecto de las sales minerades del mar, el cloro de la piscina, el contacto con la arena de la playa en los ojos, etc. Cuando en realidad son síntomas de las quemaduras oculares.

Todos estos factores se multiplican en los niños, ya que no están desarrollados completamente y por eso son más vulnerables a los efectos dañinos del sol. Los niños menores de un año de edad tienen un cristalino que deja pasar los rayos dañinos del sol casi por completo y esto afecta a la parte más delicada del ojo: la retina. Una vez que alcanzan los 13 años el porcentaje de radiación solar nociva que llega a la retina se reduce, pero sigue siendo elevado y peligroso para la retina. Primera-Opticos-Fersan-Gafas-niniosEn cambio, los adultos ya tienen el cristalino más desarrollado y los rayos son menos perjudiciales para la retina.

Según diversos estudios, el 98% de los niños no utiliza gafas de sol y muchos adultos utilizan gafas de sol no homologadas, lo que agrava los efectos nocivos del sol. Es cierto que las gorras y pamelas disminuyen la radiación solar en los ojos, pero no son suficiente. La mejor forma de protegerlos es utilizar unas buenas gafas de sol que se ajusten a las necesidades de tus ojos.

¿Tus gafas de sol te protegen?

La homologación de las gafas la lleva a cabo cada fabricante, es decir, que no hay controles sanitarios e1184335883_0specíficos desde la Unión Europea para controlarla. Esta es la causa principal por la que hay una gran cantidad de estos productos que no cumplen con lo que especifica la normativa actual. Se caracterizan por tener un nivel de graduación superior al nivel neutro, hacen que percibas las imágenes de forma borrosa y, además, las deforma. Estas gafas acostumbran a llegar a pie de calle por los canales irregularizados como los mercadillos ambulantes, top manta, los bazares o incluso a través de periódicos y revistas, donde se adquiere gafas de sol baratas, con su correspondiente calidad.

Las gafas homologadas son aquellas que sí que cumplen la normativa actual de la UE. Eso significa que los productos han pasado un control de calidad y que, por tanto, no son dañinos para tu salud. En esta imagen mostramos todos los elementos que incluyen las gafas de calidad.

Filtro de las lentes de las gafas:

Uno de los datos más importantes para escoger tus gafas de sol es el número de la categoría del filtro (0, 1, 2, 3 ó 4). Este número indica el nivel de luminosidad que es capaz de absorber la lente, es decir, el nivel de absorción lumínica.

  • Filtros 0 y 1 te servirán cuando la luminosidad sea baja, ya que absorben entre un 0%-20% y un 20%-56% de la luminosidad, respectivamente.
  • Filtros 2 y 3 absorben entre el 57%-81% y el 82%-91% de la luminosidad, respectivamente, por eso te los recomendamos cuando te expongas a una luminosidad media o fuerte (actividad diaria, deporte, campo, playa, etc.).
  • Filtro 4 absorbe un 92%-97% de la luminosidad; por eso se recomienda para la exposición más fuerte (deportes acuáticos, esquí, montaña, etc.).

¿Importa el color de la lente?

Aunque no lo parezca, además de la categoría del filtro, ¡el color sí que importa! A cada persona se le recomienda un tono de lente según sus necesidades y condiciones visuales. Los colores de los filtros más utilizados son: el verde, el marrón y el gris. El verde suelen utilizarlo las personas con hipermetropía, mientras que las personas miopes y con astigmatismos se les asigna el tono marrón. Por otro lado, los tonos amarillos y anaranjados se recomiendan en situaciones con poca visibilidad (niebla, cielos nublados y en la conducción de noche) porque aumentan los niveles de contraste. En cuanto a los tonos rosáceos y azules, no se recomiendan para la conducción, ya que pueden modificar las tonalidades de los colores.

36A0woT

Seguro que has oído hablar de los siguientes tipos de filtros: fotocromáticos, polarizados y espejados. También tendrás que tenerlos en cuenta en el momento de escoger tus gafas de sol. Los fotocromáticos se adaptan según el nivel de luminosidad (se colorean dependiendo de la misma); los filtros de gafas polarizadas filtran el exceso de luminosidad y eliminan los reflejos; las lentes espejadas reflejan parte de la luz e impiden que ésta llegue al ojo, por eso se recomiendan para actividades en ambientes deslumbrantes.

Queremos recordarte que la salud está en todo tu cuerpo. Nos encanta que seas consciente de la importancia de cuidar tu piel y de protegerla de la exposición solar. Pero no te olvides de proteger uno de los sentidos más preciados: ¡el de la vista! Cuando te expones al sol, ¡tus ojos también están expuestos al peligro! No te olvides de escoger unas gafas de calidad, ¡ellas serán tus mejores aliadas para disfrutar al máximo del sol y del verano!

Redactora de contenidos de PharmaHero. Amante de las lenguas y apasionada de la comunicación estratégica.