x

Las reglas para obtener un buen bronceado

Se acercan las vacaciones, y desde ya estamos anhelando las horas que nos vamos a tumbar al sol para ponernos morenas. Sin embargo, muchas veces no logramos ese color de piel perfecto y regresamos de la playa con un bronceado desigual. Es por ello, que en este post te presentamos una serie de reglas que debes acatar, para que finalmente aprendas cómo broncear tu piel y demuestres que el moreno perfecto no solo lo llevan las modelos.

El antes, el durante y el después para obtener un bronceado perfecto:

Antes

  • Semanas antes de tu viaje o exposición solar comienza a comer mucha zanahoria ya sea en batidos o en alguna comida. La zanahoria está repleta de betacarotenos, que al ser ingeridos por nuestro organismo se convierten en vitamina A y favorecen y facilitan el bronceado.
  • También puedes ingerir alimentos que contengan grandes concentraciones de Vitamina A y Vitamina E ya que aumentan la producción de melanina (sustancia natural que le da el color a la piel). Algunos de estos alimentos son el brócoli, jugo de tomate, avena, manzana, limón, espárragos, mango, yogurt, salmón y pavo. Otra opción es obtener estas vitaminas a través de complementos alimenticios potenciadores del bronceado.

Leer también: “Heliocare cápsulas: líder en potenciadores solares”

  • Exfolia tu piel para remover todas aquellas células muertas que impedirán que los rayos solares penetren la dermis.  La exfoliación te otorgará una piel suave, sin células muertas, y con una textura uniforme.
  • ¡Aplica el protector solar en tu casa! De este modo, tu piel tendrá tiempo de absorber por completo la crema (ya que puede tardar hasta 30 minutos) y al llegar a tu lugar de destino ya estarás completamente protegida. Debes aplicar una cantidad considerada: En la cara utiliza lo equivalente al tamaño de una almendra y en el cuerpo lo que equivale a una cucharada sopera.
  • Las mejores horas para exponerte a los rayos UV son desde que sale el sol al amanecer hasta las 11:30 del mediodía y luego a partir de las 4:30 de la tarde hasta que el sol se oculte. Los rayos ultravioletas entre las 12:00 y las 4:00h pueden ser muy nocivos para tu piel.

Durante

  • Todos queremos lucir el color perfecto el primer día de playa, pero si tomas el sol de este modo para tu sorpresa solo te durará un par de horas y no obtendrás un color natural. Para tener un color dorado, empieza con un SPF alto y a medida que tu piel se vaya acostumbrando al sol cámbialo a uno más bajo. Aunque pienses que no te vas a poner morena con un protector de alta cobertura la realidad es que sí lo harás, solo que de esta manera no dañarás tu piel y evitarás la piel seca y el color rojo acompañado de ardor.
  • Re-aplica el protector o bronceador solar cada dos horas, y tras cada baño. ¡Esto es importantisimo! Ya que con una sola aplicación al día no bastará para proteger tu piel de las agresiones de los rayos ultravioletas.

Leer aquí: Lo que no sabías de tu crema solar

  • ¡Cuidado con el limón! Es normal el tomarnos un refresco en la playa como una limonada… o incluso pedirnos un bocata con atún que quizás contenga limón. Debes tener mucho cuidado con esta sustancia ya que combinada con el sol puede manchar la piel gravemente, dejando manchas blancas que pueden durar hasta 1 año dependiendo de su gravedad.
  • Deja tu perfume para la noche. Si te aplicas perfume justo antes de ir a la playa también corres el riesgo de manchar tu piel por culpa del alcohol expuesto directamente al sol.
  • La regla de oro dice que debes acostarte boca arriba 15 minutos y que luego te pongas de espaldas durante la misma cantidad de tiempo. Sigue esta rutina durante 1 o 2 horas y luego sumérgete al agua y aléjate del sol durante un rato largo. Durante este tiempo puedes aprovechar para comer o ir a dar un paseo. Así lograrás un tono uniforme.
  • Debes tener cuidado al tocarte el pelo si tienes crema solar en tus manos, ya que se te puede aclarar debido a sus ingredientes. Durante las horas de sol debes proteger tu cabello con un sombrero o gorra para que éste no se reseque por culpa del sol. Además, hay productos capilares específicos para el sol.
  • Intenta utilizar un bikini parecido durante tus días en la playa para evitarte las líneas de bronceado

.Laying-in-the-Sun-21

Después

  • Al bañarte utiliza agua tibia para no lastimar tu piel.
  • Tras la exposición al sol, utiliza crema hidratante tanto en el cuerpo como en la cara 2 veces al día. Puedes utilizar productos con Aloe Vera para proporcionar aun más frescor sobre tu piel.
  • Aplica mascarillas tanto en tu rostro como en tu cabello, ya que son quienes más sufren de las agresiones del sol.

Nuestras recomendaciones





Formada en Comunicación con una especialización en Diseño Publicitario. Escribo para redes sociales y anuncios. Redactora de Lifestyle y Belleza para Pharmahero.