57226b127510e37a15fbfcba2dbdc976

La relación de la tiroides con las algas

Aunque se trata de una glándula bastante pequeña, la tiroides tiene una influencia relevante en nuestro organismo. Desempeña múltiples funciones clave que determinan el funcionamiento de nuestro cuerpo, tales como el ritmo cardíaco, la producción de hormonas, el crecimiento, la fortaleza muscular, entre otros. La tiroides proporciona un equilibrio físico y mental imprescindible para nuestro organismo.

Situada en la parte frontal del cuello, esta glándula está aún en el punto de mira debido a las múltiples preguntas que aún no se han descifrado. Son varias las investigaciones que se siguen realizando con tal de lograr mejores diagnósticos y hallar más respuestas.

Problemas con la tiroides

Sufrir de tiroides implica alteraciones y desequilibrios muy perjudiciales para nuestra salud. Por ello, mantener una alimentación rica y variada así como un estilo de vida sano es imprescindible para contribuir en el bienestar de la tiroides.

Varios estudios señalan que la exposición del organismo a una ingesta de algas excesiva puede desencadenar graves interacciones con la salud. Generalmente, las algas son un nutriente saludable que no presenta contraindicaciones debido a la fibra, minerales y vitaminas que incorpora. Sin embargo, su alto contenido en yodo puede ser perjudicial.

El yodo

Aquellas personas que están siendo tratadas por problemas de tiroides deben eludir o reducir el consumo de algas. En casos de hipertiroidismo se deben evitar las algas así como los alimentos ricos en yodo puesto que pueden desencadenar trastornos en nuestra salud. El yodo es una sustancia prácticamente indispensable en nuestra dieta, tanto que interviene en el funcionamiento del metabolismo y del sistema nervioso, regula el nivel de energía, contribuye a la quema de grasa, etc.

algas_marinasEl consumo de algas puede inducir al hipertiroidismo así como al hipotiroidismo. Estos trastornos pueden desencadenar diversidad de síntomas, desde fatiga, hiperactividad, diarrea, irritabilidad, etc. La interacción con las algas –concretamente con el yodo- surge debido a que esta sustancia altera las funciones de la tiroides dado que este mineral incrementa la formación de hormonas tiroideas.

Esta disfunción afecta a aquellos con trastornos de tiroides previos. Por ello, es importante comprender que el consumo de algas es un verdadero riesgo para la salud y, por tanto, debe ser eliminado de la dieta.

Cerca de un 12% de la población sufre problemas de tiroides y, según algunos estudios, este porcentaje irá incrementando a medida que pasen los años. Llevar un estilo de vida sano es el mejor remedio para prevenir la aparición de los trastornos. Una alimentación rica, variada y equilibrada así como la práctica de deporte es básico y fundamental.

Filóloga. Me encantan los libros de misterio. Soy editora de contenidos y redactora de LifeStyle, especializada en salud y nutrición en PharmaHero.