quemaduras-solares

Remedios caseros para quemaduras solares

A pesar de las alertas, las campañas y la información que tenemos a nuestro alcance de los peligros de abusar del sol, muchos hacemos caso omiso y no nos aplicamos el protector solar, condicionando así la salud de la piel. Ante estos excesos suelen aparecer las quemaduras, las lesiones cutáneas temporales que se caracterizan por el enrojecimiento, la irritación, la sensibilidad y la descamación de la piel. En casos más severos pueden aparecer ampollas, erupciones cutáneas e incluso fiebre. Un extremo puede traer consecuencias irreversibles en nuestra piel, hasta el punto de llegar al melanoma (cáncer de piel). Por ello, queremos hacerte partícipe de nuestro decálogo de remedios caseros para quemaduras solares.

Lo primero que debes hacer es sanear la piel (evita el uso de un jabón fuerte) y aplicar agua fría para aliviar las molestias y prevenir la aparición de una infección secundaria. Además, tras una quemadura solar se recomienda evitar el sol durante al menos una semana para que la piel pueda acabar de recuperarse por completo. No es recomendable usar cremas perfumadas o colonias, ya que pueden intensificar la lesión. Y, por último, nunca apliques hielo: el contraste puede ser demasiado grande y potenciar la lesión cutánea.

Remedios caseros para quemaduras solares

Para poder tratar una quemadura solar te proponemos esta serie de ejercicios con ingredientes que seguramente puedes tener en casa para poder reducir el dolor y la inflamación.

Pepino

Lava un pepino y córtalo en rodajas finas. Posteriormente,  déjalo refrigerar un rato y aplícalo en las zonas afectadas durante diez minutos. Sus activos alivian la piel y reducen la inflamación con tal de acabar con las rojeces y la irritación. También puedes hacer uso de una licuadora y aplicar el jugo del pepino para calmar y desinflamar la piel.

Beber mucha agua

La hidratación es un requisito indispensable para que nuestra piel se recupere, tanto por dentro como por fuera. Por ello, deberías beber dos litros de agua con tal de reponer y reparar la piel desde dentro y prevenir la pérdida de minerales esenciales para la regeneración cutánea. Estar bien hidratado permite una recuperación más rápida.

Aloe vera

Los beneficios antiinflamatorios, antioxidantes y regenerativos de esta planta son extraordinarios para tratar una quemadura solar. Por ello, te recomendamos que apliques el gel natural obtenido directamente de la planta. Notarás su efecto al instante: frescor y alivio sin dejar huella. Lo puedes sacar directamente de una hojra de planta Aloe Vera o puedes hacerte con un producto que la contenga:

Lechuga

Las propiedades analgésicas contribuyen a una reducción de la inflamación y el dolor sufrido por la quemadura. Para ello debes congelar o sumergir en agua fría las hojas de lechuga para luego aplicarla sobre la piel dañada. Te proporcionará un gran alivio en poco tiempo. 

Bicarbonato de sodio

Sus propiedades alcalinas y antisépticas calman la piel para lograr una mayor estabilidad cutánea. Si sufres quemaduras por todo el cuerpo o son bastante severas, te recomendamos que llenes la bañera con agua fría y le agregues una taza de bicarbonato. En quemaduras más localizadas puedes mezclar cuatro cucharadas de bicarbonato en una taza de agua, aplicar la mezcla y dejar actuar durante diez minutos. Estos trucos puedes ponerlos en práctica más de una vez.

Patata

Coge una o más patatas, pélalas y córtalas en rodajas y aplícalo en las zonas afectadas. También puedes hacer uso de una licuadora para usar el jugo como tratamiento. Este tubérculo es perfecto para calmar las irritaciones y la inflamación de la piel.

xNo tomar un descanso en la sombra, olvidar yel protector solar o simplemente hacer caso omiso de su uso puede impactar seriamente en la piel. Todos sabemos que el excesivo abuso del sol es perjudicial para la salud de nuestra piel. Es el principal causante del envejecimiento cutáneo prematuro y está ligado a procesos cancerígenos. Por ello, te invitamos a que disfrutes de un verano saludable.

Filóloga. Me encantan los libros de misterio. Soy editora de contenidos y redactora de LifeStyle, especializada en salud y nutrición en PharmaHero.