felicidad

Conseguir la salud total: los 8 pasos

Salud total es sinónimo de vida plena

Ser una persona saludable consiste en disponer de salud mental y física a la vez. Ambas están muy relacionadas desde el momento en que un mal estado físico a menudo nos influye negativamente en nuestro estado de ánimo, y un malestar mental nos hace sentir más débiles. Ser consciente de ello y procurar sentirnos bien en ambos aspectos es todo un trabajo en dirección a la salud total. A continuación desdibujamos una serie de pasos para conseguir la deseada salud total, y consecuentemente la felicidad total:

El mejor carburante que puedes darle a tu cuerpo es una dieta variada llena de comida sana. Ya sabes: somos lo que comemos. Comer bien es sinónimo de sentirse bien. Los atracones están permitidos, pero fíjate que normalmente son consecuencia de un estado mental extremo: extrema euforia o felicidad o tristeza. Es importante saberlos controlar, pero permitirlos de vez en cuando no es un pecado, y ni mucho menos hará que ‘restes en salud‘.

  • En la comida evita los tóxicos

La cafeína, el alcohol y el tabaco deben estar bajo control. Estas sustancias adictivas lo son porque ejercen un poder anormal en nuestro cuerpo. Consumirlas hace que estemos dándole un estímulo externono-natural‘ a nuestro cuerpo. Y esto, influye muchísimo a nuestro estado físico y mental. Recuerda que después de una fuerte subida viene una fuerte bajada. Evitar al máximo estos sube-y-bajas será apostar por tu salud.

Hacer ejercicio nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros, a auto-realizarnos, aliviar el sobrepeso… Nos mantiene activos a pesar de tener días cansados. En definitiva, incorporar el ejercicio a tu día a día te ayuda a sentirte mejor en general. Lo mejor no es matarte al gimnasio y a actividades forzosas, lo que debes encontrar es una manera de hacer ejercicio que puedas sostener a lo largo del tiempo.

felicidad

  • No te automediques

La medicación indicada en el prospecto es meramente informativa y muy muy generalista. Con la intención de que te puedas recuperar perfectamente, te recomendamos que no te tomes la libertad de decidir tu mismo qué es lo que te conviene: acude al médico.

  • Ejercita tu mente

La mente se considera el mayor músculo de nuestro cuerpo que debemos ejercitar. Actualmente se sabe que el cerebro se forma, se organiza y se desarrolla durante toda la vida. Entrenarlo mejora la circulación de sangre hacia él, agiliza la mente y reduce los efectos del envejecimiento por incrementar la densidad neuronal. Mantenerlo joven es una fuente de bienestar y satisfacción para nosotros, y por ello es tan importante para estar sentirse en salud plena.

  • Aparta un tiempo para ti

Apartar un tiempo para ti tiene doble beneficio: el relax que supone al alejarte de tu trabajo y obligaciones y el hecho de meditar y estar con uno mismo. En estos momentos se suele revisar actuaciones del día, problemas que surgen o incluso repasar valores y creencias. Eso te acerca a tu interior y ayuda a estar más en consonancia contigo mismo.

Leer también: Cómo planificar el descanso

  • Descansa

El descanso te ayuda a bajar los niveles de estrés y además te deja tiempo para ti mismo. Tiene los mismos efectos positivos que apartar un tiempo para tí :)

  • No pierdas el humor: ríe

Es ampliamente sabido que la risa puede ser útil como terapia hacia la felicidad. Además, mantener el humor ayuda a ver las situaciones con más perspectiva y es tendencia de las personas más optimistas y felices. No cabe duda de que reír nos hace más felices.

CMO de PharmaHero. Formada en Marketing Farmacéutico, coordino el equipo de redacción. Interesada y entregada a la salud y el deporte.