x

¿Dejar de fumar con acupuntura, hipnosis y láser?

Son muchas las personas que deciden afrontar el reto de dejar de fumar. Por eso hay una amplia variedad de opciones que te pueden ayudar a conseguir tu objetivo: ¡decir adiós al tabaco para siempre! Nicorette, Nicotinell… existen diversos medicamentos para dejar de fumar en formatos muy variados (parches, chicles medicamentosos, comprimidos…). Sin embargo, hay gente que va más allá de los tratamientos más comunes y se ha lanzado a probar nuevas técnicas para dejar de fumar.

El síndrome de abstinencia aparece después de dejar de fumar. Es una etapa muy dura para la mayoría de los fumadores, ya que aparecen un sinfín de síntomas como consecuencia de la falta de nicotina en tu organismo. Tu mente dice adiós al tabaco, pero tu cuerpo necesita tiempo para afrontar la adicción de la nicotina.

Las técnicas para dejar de fumar más extendidas son: la hipnosis, la acupuntura y el láser. Te estarás preguntando, ¿funciona? Hoy te contamos en qué consiste cada una para después afirmar o desmentir su utilidad. ¡Sigue leyendo!

Hipnosis para dejar de fumar

La hipnosis consiste en la relajación mental y física para poder combatir el estrés y la ansiedad que suele afectar a los exfumadores que padecen los síntomas del síndrome de abstinencia. El objetivo principal es que la persona afectada cambie tu actitud frente al tabaco a través de mensajes positivos sobre los beneficios de dejar de fumar y de la ausencia de nicotina en el organismo.

El hipno-terapeuta revive experiencias sensoriales en el exfumador (olores y olores, por ejemplo) para crear en el paciente el compromiso de dejar de fumar para poder vivir de nuevo esas experiencias sensoriales que no puede sentir por culpa del tabaco. El número de sesiones varía mucho dependiendo del caso, pero normalmente se ofrecen tratamiento de tres o cinco sesiones.

hipnosis para dejar de fumar

hipnosis para dejar de fumar

Pero, ¿es suficiente con esta terapia? Diversos estudios confirman que esta técnica puede modificar conductas, pero se recomienda como una terapia complementaria a otros tratamientos, en ningún caso como terapia sustitutiva, ya que hay casos en los que no ha funcionado.

Acupuntura para dejar de fumar

La acupuntura se basa en los flujos de energía del organismo. Los profesionales de la salud tienen opiniones dispares sobre el funcionamiento de esta técnica para dejar de fumar. No obstante, hay quienes afirman que la acupuntura sirve para equilibrar el nivel de dopamina y serotonina. Y esto tendría una repercusión directa sobre los efectos secundarios del síndrome de abstinencia. Sin embargo, en la práctica se ha visto que los efectos de la acupuntura tiene fecha de caducidad. Los pacientes sienten la necesidad de volver a fumar en apenas cinco o seis semanas después del tratamiento.

Láser para dejar de fumar

El láser de diodo es otra técnica que mucha gente utiliza para dejar de fumar. El láser se aplica en las mismas zonas en las que se aplica la acupuntura: antebrazos, pecho y cabeza. Igual que con la acupuntura, el funcionamiento de este tratamiento con láser de diodo no está comprobado y muchos expertos dudan de su eficacia. El tratamiento dura 1h aproximadamente y el paciente tiene que estar sin fumar tres horas antes de la aplicación del láser.

Finalmente, podemos concluir que la eficacia de estas técnicas para dejar de fumar no se ha comprobado. Por tanto, pueden utilizarse como remedios complementarios a los tratamientos médicos anti-tabaco. No son tratamientos sustitutivos, pero sí es cierto que, junto con un tratamiento médico, pueden ser técnicas muy útiles para cambiar la actitud de los pacientes frente al tabaquismo.

CMO de PharmaHero. Formada en Marketing Farmacéutico, coordino el equipo de redacción. Interesada y entregada a la salud y el deporte.